13 lecciones de management ¡para toda la vida!

oficina
oficina

¿Quieres que tu vida laboral sea gratificante, productiva y no invada tu ámbito personal? Entonces está nota es para ti.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte del día la pasamos trabajando, por lo que deberemos tratar de crear un buen ambiente laboral, pues de las relaciones laborales pueden surgir posteriores relaciones personales.

Y para conseguir con éxito nuestros objetivos laborales, platicamos con Sebastián Siseles, Director Internacional de Freelancer.com, la plataforma de empleo independiente más grande del mundo, el cual nos compartió estos tips.

1) No trabajar para personas que no respetan a sus empleados

La mayoría experimenta algún trato fuera de lugar en su vida profesional. Nadie está obligado a trabajar para alguien que maltrata o desvaloriza a sus empleados.

Publicidad

2) No aceptar el maltrato

No se debe aceptar un trato injusto en el lugar de trabajo, ni para uno ni para los compañeros. Si alguien está siendo maltratado, mal pagado u obligado a trabajar en condiciones inaceptables, hay que hacerlo saber.

3) Una carrera es una maratón

La mayoría de las personas pasa por lo menos de 5 a 10 empleadores diferentes durante la carrera laboral. Hay que trabajar duro e inteligentemente, no excederse con tareas que no se puedan soportar.

Publicidad

4) Evitar las compañías enfocadas en la política corporativa

El foco de cualquier empresa debe ser su producto, proceso y personas. Si se presta demasiada atención a la burocracia corporativa, el producto se convertirá en una prioridad secundaria, se olvidará el proceso y se descuidará a las personas (por ejemplo, el personal y los clientes).

5) Las personas son el mayor activo laboral

Una fábrica puede estar compuesta por maquinaria que vale millones de dólares, pero son las personas que las operan las que realmente son irremplazables. Es la educación que tienen, el sueldo que les ofrecen y el tiempo que pasan con sus familias lo que los hace productivos y leales en el lugar de trabajo.

6) No aceptar la deshonestidad

La deshonestidad puede surgir de muchas cosas, pero casi siempre conduce a la deslealtad, algo que te puede costar caro a uno o a la compañía para la que trabaja.

7) No tener miedo de probar algo nuevo

“La estructura clásica laboral está siendo modificada, y todavía uno está a tiempo de poder imponerse: horarios flexibles, espacios de coworking y el trabajo freelance, son algunas de las nuevas metodologías de trabajo. Hay que animarse a buscar proyectos y gente con quien compartirlos”.

8) No dar demasiada relevancia a las preocupaciones

Estar preocupado sólo lleva a consumir energía. Cuando la preocupación o la ansiedad entran en la cabeza, lo ideal es identificar la mejor solución posible y centrar todo el esfuerzo en ella. Muy pronto, esa preocupación va a desaparecer y habrá una solución positiva a los problemas.

9) Descubre tu valor

Tener claro sobre lo que se espera del jefe, de los compañeros de trabajo y de otras relaciones profesionales. La clave no reside en qué hacer sino en cómo hacerlo. Es importante conocer los puntos fuertes para destacarse.

10) No tener miedo a la crítica

Demasiadas personas se sienten superiores a los demás, lo que les impide recibir críticas diseñadas para ayudarlos a crecer. Aceptarlas de quien provengan, ya sea un jefe o cualquier otra persona. Nadie es perfecto y todos tienen algo valioso para contribuir.

trabajo

11) Uno es tan bueno como las personas que lo rodean

Las personas con las que uno trabaja inciden en más de una manera. Si son perezosas, deshonestas o antipáticas, es probable que este comportamiento se extienda a sus compañeros impidiendo que eleven a su máximo potencial. Es recomendable rodearse de personas buenas y positivas, eso ayuda a crecer tanto personal como profesionalmente.

12) La importancia de la confianza

Uno es el personaje más importante de su propia historia. Nunca hay que dejar de creer en uno mismo y en el poder para alcanzar grandes objetivos.

13) La familia es más importante que el trabajo

Eso no suena como un consejo de carrera pero es la verdad. Este es el consejo profesional más importante de todos. No hay que permitir que el trabajo tenga prioridad sobre la familia. Dar prioridad a tu familia, relajarse y disfrutar va a permitir tener más energía para avanzar nuevos pasos en la carrera profesional al día siguiente.

 

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Adriana Uribe