Cómo sobrellevar una semana pasada

¿Mucha presión en el trabajo?, ¿semana de exámenes finales? o ¿problemas familiares?

Cuando estás teniendo una semana pesada parece que, sin importar la distancia, no hay ni siquiera un rayo de luz o un poco de esperanza al final del túnel. Pero no todo dura para siempre y este momento es sólo pasajero. Lo que necesitas para días así es un rato de tanquilidad para motivarte y tú solita animarte y echarte porras.

  • Baño antes de ir a dormir: La mayoría de las personas se baña en las mañanas pero el hecho de hacerlo en las noches tiene 2 impactos positivos en tu salud mental; primero te relajará después de haber tenido un día pesado y después te dará una media hora más de sueño al día siguiente. Esos pequeños minutos de descanso pueden hacer una gran diferencia entre tener un dolor de cabeza todo el día o sentirte satisfecha con tus horas de sueño.
  • Comodidad ante todo: Si ya de por sí tienes que preocuparte por todo lo que tienes que hacer en el día, ¿por qué hacerlo usando algo que te incomoda? Búscate unos leggings y usa zapatillas en lugar de tacones. Te sorprenderá lo fácil que se volverá el día y el ánimo que encontrarás para sobrellevar la semana.
  • Cómprate algo: ¿Quién dice que una mujer sólo puede recibir regalos de otras personas? Consiéntete esta semana y regálate unas flores o unos zapatos nuevos para disfrutar más de la semana. Después de todo te lo mereces.
  • Relájate llegando a casa: Es una verdad universal que el mejor momento del día para una mujer es cuando llega a casa y se quita el brasier. Así que, ¿por qué prolongar la satisfacción por más tiempo de lo que es necesario? Desházte de toda la incomodida al momento de llegar a tu hogar y siéntate un rato a relajarte. Además de que te sentirás mejor, tu cuerpo te lo agradecerá muchísimo.
  • Haz listas: Si esa semana pesada parecerá imposible de sobrellevar así que empieza por hacer listas de todo lo que tienes que hacer en el día. Esto te ayudará a organizarte mejor y a no sentirte tan inútil una vez que notes que estás haciendo todo lo que no creíste que podías hacer.
  • Descansa: Sin importar qué tan atareada parezca la semana, tómate uno que otro descanso para relajarte y divertirte por unos minutos. Desde facebook hasta una llamada, cualquier momento que no te haga pensar en todo lo que tienes que hacer después, te ayudará a recargar tu batería.

Por: Andrea Bouchot

Foto: Pinterest

Publicidad

Escrito por
Más de Equipo Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *