Elimina la cera de los oídos sin dañarlos

Aunque no lo creas la cera que se encuentra en tus oídos sirve para lubricarlos y brindarles una mayor protección y defensa ante hongos, virus y bacterias.

Sin embargo, esta puede llegar a ser un problema cuando se forma en exceso y bloquea el conducto causando molestias como los zumbidos, pérdida parcial de la audición y sensación de picor.

En caso de que te encuentres en está situación no utilices pinzas o pasadores para el cabello, los hisopos de algodón o las uñas para quitarla ya que podrías empujarla al interior del oído, lo cual te podría traer grandes problemas.

También puedes leer: Lo que la cera de tus oídos dice de tu salud

Publicidad

Aquí te dejamos algunos remedios para limpiarla de forma rápida y segura.

1. Aceite de oliva

El aceite de oliva tiene propiedades antisépticas que reducen el riesgo de infección en los oídos.

Su aplicación calma la inflamación y disminuye el exceso de cerumen para destapar el canal auditivo.

Ingredientes

Publicidad

3 gotas de aceite de oliva tibio

1 gotero

¿Qué debes hacer?

Calienta un poco el aceite de oliva y aplica 2 o 3 gotas en el oído afectado.

Espera a que se asiente durante unos 10 minutos para que el cerumen se suavice.

Pasado este tiempo, inclina la cabeza hacia un lado y retira el aceite y la cera.

2.- Solución salina

En caso de que no te encuentres cerca del mar puedes hacer este remedio, pues el agua salada es uno de los mejores remedios para la limpieza de los oídos.

Ingredientes:

1 cucharadita de sal (5 g)

½ taza de agua tibia (125 ml)

1 trozo de algodón

¿Qué debes hacer?

Disuelve la sal en media taza de agua tibia hasta que quede bien incorporada.

Sumerge un trozo de algodón en el líquido y úsalo para poner unas gotas en el interior del oído.

Mantén la cabeza inclinada durante 3 o 5 minutos para que el agua llegue hasta el interior.

Luego, ponla en sentido opuesto para que se drene.

Limpia la parte exterior con un paño limpio para remover la cera blanda.

También puedes leer: Conoce la forma correcta de limpiar la cera de los oídos

3.- Aceite de almendras

Este aceite lubrica de forma natural y remueve el exceso de cera para despejar el oído.

Ingredientes:

5 gotas de aceite de almendras

1 gotero

¿Qué debes hacer?

Llena el gotero con aceite de almendras a una temperatura baja y aplica 4 o 5 gotas en el oído obstruido.

Mantén la cabeza ladeada para que el aceite llegue hasta el interior del oído.

Espera unos 10 o 15 minutos para que la cera endurecida se ablande en su totalidad.

Pasado el tiempo indicado, pon un tejido sobre la oreja engrasada y voltea hacia el lado contrario para drenar el aceite.

Limpia los excesos con un paño suave.

4. Agua Oxígenada

El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada tiene propiedades efervescentes que ablandan los residuos que se acumulan en el canal auditivo.

Sus propiedades antisépticas frenan el crecimiento bacteriano y evitan el desarrollo de una infección.

Ingredientes
1 cucharadita de peróxido de hidrógeno al 3% (5 ml)
1 cucharadita de agua (5 ml)
1 gotero

¿Qué debes hacer?

Combina partes iguales de peróxido de hidrógeno con agua.

Llena el gotero con la solución y aplica cinco gotas en la oreja afectada.

Déjalo actuar 10 minutos con la cabeza inclinada y luego voltea hacia el lado opuesto para removerlo.

Quita la cera que queda en el oído externo con un paño limpio.

 

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Adriana Uribe

¿De qué se trata la educación emocional integrada al nuevo Modelo Educativo?

Desarrollar este tipo de inteligencia es brindar a los niños una herramienta...
Leer más