6 trucos para sacarle provecho a tu rímel

El toque final a tu maquillaje

La primera máscara de pestañas o rímel data del siglo XIX, cuando el empresario francés Eugène Rimmel decidió crear el producto. El rímel moderno fue creado en 1913 por el químico T. L. Williams para su hermana Mabel, quien combinó carbón con vaselina, presentación que llegó a ser tan popular que comenzaron a venderlo por correo hasta llegar a registrar su marca de cosméticos Maybelline.

En 1957 es cuando se pone en el mercado la presentación más común actualmente, la de tubo con cepillo aplicador y es patentado por la empresaria Helena Rubinstein.

En miles de oportunidades las celebridades lucen unas pestañas espectaculares, que de seguro no son de ellas, sino trabajo de los maquilladores y sus trucos para que luzcan perfectas todo el tiempo. Eso es porque los maquillistas no sólo aplican el producto, sino que también ponen capas, hacen mezclas y, además, usan herramientas profesionales.

Hoy te traemos algunos trucos para sacarle provecho a la máscara de pestañas:

Publicidad
  1. Combinar: Algunos maquilladores suelen mezclar rímel de color negro y marrón en las pestañas. Las de color negro recomiendan aplicarla hasta tres cuartos de las pestañas; en las puntas opta por una café. La maquilladora Molly R. Stern dice el por qué: “El color difundido hace que las pestañas se vean naturalmente más gruesas y largas”. Por su parte, otro truco muy utilizado es poner la de color negro en las pestañas superiores y la marrón en las inferiores.
  2. Efectos: la experta Pati Dubroff usar entre 3 y 4 máscaras diferentes. Una de cepillo grande para hacer que las pestañas superiores se vean más largas; uno delgado para las esquinas interiores y las pestañas inferiores; y uno con las cerdas puntiagudas para separar las pestañas.

Errores más comunes al aplicar el rímel:

  1. Aplicar de más: La mayoría de los rímel funcionan perfectamente cuando se aplican solo dos capas. Si pones demasiado producto tus pestañas se llenarán de grumos.
  2. Bombear: El meter y sacar el palito del aplicador hace que se seque la máscara de pestaña más rápidamente. Para impregnar el cepillo, lo ideal es darle vueltas como si lo fueras a cerrar.
  3. Tiempo indefinido: Hay que recordar que los productos de maquillaje se vencen y si no recuerdas la fecha de vencimiento es mejor botarlo, puesto que las bacterias que crecen dentro del rímel podrían causar irritación en tus ojos y hasta una conjuntivitis.
  4. Zigzag: El modo correcto de aplicar el rímel es de abajo hacia arriba y en zigzag, si no lo haces así, es hora de comenzar a hacerlo para obtener mejores resultados.

Por: Carina Angulo

Foto: Archivo Eme de Mujer

Tags from the story
, , , ,
Escrito por
Más de Equipo Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *