5 tips para evitar los excesos de las fiestas patrias

Si bien es cierto que las fiestas patrias son motivo de festejo (día feriado, pues), la realidad es que en México son un pretexto para dejarse llevar por los excesos. Y lo peor del caso es que la mayoría ya nos hemos resignado a pasar un fin de semana con culpa (porque para colmo estas fiestas patrias cayeron en sábado y domingo).

Sin embargo, el propósito es tener un 15 de septiembre con celebración y comida deliciosa, pero al mismo tiempo con moderación y buena salud. Es por ello que platicamos con la nutrióloga, Ana María González, y te tenemos un par de recomendaciones.

Planea, anticipa y prepárate

Sólo porque es 15 de septiembre, no quiere decir que a fuerza tienes que excederte. Quizá vas con la idea de atascarte de comida, pero puedes prevenir. “Muchas veces no comemos antes de ir a una fiesta, porque sabemos que habrá comida. Pero si no comemos antes, vamos a llegar con mucha hambre a la fiesta y seguro nos vamos a exceder,” dice la nutrióloga. “Entonces, lo que yo sugiero es que 2 horas antes de la fiesta, te hagas un pequeño refrigero, colación o snack. Cómete unos pepinos, zanahoria, jícama o cacahuates, para no tener tanta hambre al llegar.”

La planeación también es importante. Si sabemos que tenemos un evento donde vamos a festejar y habrá mucha comida mexicana, el resto del día podemos tomar comidas más ligeras como una ensalada de pollo o atún, que tiene proteína, pero que no es tan calórica, para tener un equilibrio en el día. Esto lo que implica es un poco de planeación, pero vale la pena por nuestra salud y porque vamos a estar más tranquilos durante el festejo. Y cuando llegues y veas tanta comida, empieza a servirte primero la verdura.”

Publicidad

Alternativas ¡con sabor!

Las fiestas patrias son sin duda un motivo de festejo, pero también se pueden convertir en un motivo de exceso. “La idea es tener unas fiestas patrias donde en verdad la pasemos bien, pero no por eso dejemos de ser saludables,” comenta Ana María.Para esto hay varias cosas que podemos hacer. Primero, hay ciertos alimentos que podemos, en lugar de freír, hornear. O si vamos a comer pozole, podemos desgrasar el caldo. Las tostadas pueden ser horneadas, no fritas.”

  • Pozole: “Curiosamente el pozole que todo mundo piensa que es súper calórico, si lo tenemos con un caldo desgrasado, no es tan calórico como se cree. Primero tiene un caldo que ayuda a hidratarnos, además tiene maíz cacahuazintle que da energía. Tiene verdura (aunque no mucha) y un poco de carne, ya sea de cerdo o pollo. Lo malo de este platillo es que generalmente va acompañado de cervezas, tostadas, etc. El pozole es una buena opción, siempre y cuando no nos excedamos con todo lo demás.”
  • Chile en nogada:El chile en nogada es un platillo sin duda calórico. Lo que podemos hacer es comernos la mitad en la comida y la otra mitad en otro tiempo de comida. Mucha gente le pone queso crema o crema a la nogada, que no lo lleva de origen, y estas cosas las podemos reducir. Sugiero no capearlo para reducir en gran medida las calorías. Pero por otro lado el chile es verdura y la granada es fruta. Y la nogada también está preparada con diferentes frutas. Entonces es cierto que es un platillo que aporta muchas vitaminas y minerales. Lo importante es no excedernos.
  • Quesadillas:Si vamos a comer quesadillas, que no sean fritas, lo cual hace una gran diferencia. De hecho lo más preferible es hornearlas y no tenerle miedo a todo lo que está hecho con maíz, siempre y cuando no esté frito y no nos excedamos. Al final la tortilla nos da energía y tiene mucha fibra.”

Cuidado con las porciones

Si quieres disfrutar de TODO y no sentirte culpable, cuida tus porciones y cambia tus preparaciones. “Si vas a un restaurante y la porción es enorme, compártela. Si te llega el platillo grande, divídelo, y si no puedes compartirlo, come una mitad y la otra te la llevas a casa, pero no te tienes que acabar esas porciones enormes.”

¡Muévete!

Estas fiestas patrias también se prestan para bailar. “Los invito a todos a que en estas fiestas patrias, además de comer, también bailemos. El ejercicio es fundamental para llegar a un equilibrio entre lo que comes y lo que gastas.”

¿Y la bebida apá?

Algo que también es bien importante y no lo tomamos tanto en cuenta: lo que vamos a beber. “Hay muchas bebidas que son también parte de nuestra cultura. Por ejemplo, las aguas frescas de jamaica, horchata, incluso de pepino, tuna, se pueden preparar con fruta natural y sustitutos de azúcar para bajar las calorías,” menciona Ana María.

Publicidad

Hay que recordar que las bebidas alcohólicas también tienen calorías. Todas tienen 7 calorías por gramo de alcohol, sin importar el grado de alcohol. Las bebidas que no llevan algún mezclador, como el tequila, el mezcal, el whisky, sólo cuentan con las calorías de la bebida. Si las vamos a mezclar, podemos hacerlo con agua mineral o natural, o refrescos bajos en calorías, y por supuesto, no excedernos.”

En cuanto a los sustitutos de azúcar, se cree erróneamente que son dañinos para la salud, pero en realidad son una excelente alternativa, no sólo para las fiestas patrias, sino para nuestra vida en general. Al respecto, la nutrióloga comenta: “Como están llenos de mitos, tendemos a satanizarlos. La realidad es que los ingredientes de los sustitutos de azúcar son los más investigados a nivel mundial. Hay millones de estudios, los cuales demuestran que en una cantidad adecuada (nadie se come más de 15 sobres al día) no son un riesgo a la salud. No producen cáncer, incluso lo dice la Asociación Americana de Cáncer y la ONU. Si los tomamos sin excesos, no hay problema, al contrario, son una ayuda para no aumentar nuestras calorías, incluso para quienes tienen algún padecimiento crónico como diabetes e hipertensión.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot