Alimentos para prevenir el cáncer

No existe una dieta o un alimento específico que por sí mismo elimine, prevenga o cure el cáncer. No obstante, sí existen una serie de pautas de alimentación saludable que sirven para prevenir el cáncer, así como otras enfermedades. Se pueden llevar a cabo en el día y a día y no sólo van a favorecer la prevención del cáncer y de otras enfermedades, sino que van a contribuir a que se tenga una mejor salud en general y una mejor calidad de vida.

Así lo asegura en una entrevista con Infosalus la doctora Marta Blanco, médico del departamento de ‘Infocáncer’ de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) , quien rechaza tajantemente el anuncio de cualquier dieta anticáncer porque, según afirma, “éstas no existen como tal”. Eso sí, la especialista considera que sí es importante seguir una serie de recomendaciones beneficiosas, y tener en cuenta cuáles son los alimentos cuyo consumo puede ser perjudicial.

Ver más: Hábitos y alimentos para prevenir el cáncer

Según destaca, “el 30% de todas las muertes por cáncer podían ser evitadas por medio de modificaciones en los patrones alimentarios a lo largo de nuestra vida”. Por ello, considera que lo fundamental es seguir una dieta saludable, que sea “variada, equilibrada y moderada”, comer un poco de todo, así como realizar ejercicio. Aquí apunta a la obesidad o exceso de peso como factor de riesgo muy importante que influye en el desarrollo de muchos cánceres.

La experta de la AECC defiende que, fundamentalmente, hay que tener como base de nuestra alimentación a las frutas y a las verduras, así como los cereales de grano entero y aquellos alimentos basados en hidratos de carbono complejos (arroz, patata, harina integral, pasta integral, cereales) son una base importante.

Publicidad

Entre otros puntos, la experta aconseja:

  • Es muy importante el que existan gran cantidad de frutas y de verduras en nuestra dieta variada, por lo menos cinco diarias, y dentro de estas raciones, que algunas estén crudas y otras cocinadas, que sean de distintos colores, porque van a portando un conjunto de nutrientes vitaminas y minerales diferentes que cuando sean más variadas mejor.
  • También es muy importante una o dos raciones al día de: proteínas de origen animal, las carnes blancas como el pollo, el pavo (aves en general), los pescados que tienen ácidos grasos poliinsaturados, los huevos, los frutos secos, las legumbres.
  • “No hay que olvidar que hay que limitar un poco el consumo de grasas animales, con lo cual es preferible que la base de grasa de nuestra dieta sean los aceites vegetales, el más idóneo es el aceite de oliva virgen extra, tanto para ensaladas como para freír y cocinar.
  • Blanco ve recomendable a su vez moderar el consumo de carnes rojas, de embutidos, de carnes procesadas. “Moderarlos es consumirlos de forma ocasional, no de forma habitual”, puntualiza.
  • Sucede lo mismo con el azúcar refinado, tomarlo de forma muy ocasional, tanto en el café, como el que se adquiere con la bollería industrial o con azúcares añadidos; así como con la sal, cuanto menos sal, mejor. Evitar los alimentos en salazón o ahumados, los precocinados.

  • El papel de la hidratación y de consumir líquidos, hasta 2,5 litros al día, a través de agua, sopas, zumos, o infusiones.
  • Decantarse por las cocciones al vapor, o a la plancha, cuanto menos elaboración, mejor, porque así los alimentos pierden muchas de sus propiedades.
  • En cuanto al alcohol, la especialista de ‘Infocáncer’ subraya que “nunca se puede recomendar como saludable tomarlo” ya que tiene componentes carcinógenos. Sí cree que, de forma ocasional, pueden consumirse alcoholes de baja graduación, pero siempre de forma excepcional. “Una copa de vino al día dependiendo de la situación de la persona no es admisible. Nunca puede ser una recomendación saludable el consumir alcohol. Hay que moderar su consumo y, lo que es mejor, eliminarlo si es posible“, sostiene, a la vez que recuerda la importancia de erradicar el tabaco. “Ambas conductas van de la mano y no aportan nada bueno”, zanja Blanco.
  • En este punto, sostiene que es muy importante realizar ejercicio físico, no sólo para prevenir el cáncer, sino también para mejorar nuestra salud y evitar el exceso de peso. Realizarlo diariamente, una hora si es posible, aunque sólo sea andar rápido.
  • “Tanto la actividad física, como la dieta saludable, ayudan en la prevención de cáncer. Permiten una mejor calidad de vida y que el cuerpo esté bien nutrido, con lo que a la hora de prevenirlo suponga una ayuda, aunque no es garantía de que se vaya a contraer esta enfermedad, pero sí de que se va a disminuir el riesgo de padecerlo“, sentencia la experta de la AECC.

Fuente: Europa Press

Foto: Archivo Eme de Mujer

Publicidad

Tags from the story
, , , , ,
Escrito por
Más de Mexico

Las 12 mejores nuevas series de 2017

Todavía hay tiempo de verlas
Leer más