Bochornos: 5 enfermedades que los ocasionan

¿Ubicas a una persona que siempre tiene frío todo el tiempo? Pues hay personas que tienen calor todo el tiempo, sin importar la temperatura. Esto tiene mucho que ver con gustos en vestimenta, factores corporales, etc. Pero, ¿sabías que también puede ser señal de un problema de salud?

Si siempre estás con bochornos sin razón aparente, lo ideal es que escuches a tu cuerpo. Los bochornos son algo que NO deberías ignorar, especialmente porque podrían significar algo más grave.

Hipoglucemia diabética

Si te sientes caliente todo el tiempo, puede que tengas un problema con tus niveles de azúcar en la sangre. Esto ocurre cuando la glucosa disminuye, así que tu cuerpo impulsa su funcionamiento para conservar la paz.

Esto produce un exceso de adrenalina y provoca una sudoración excesiva. Por supuesto, para averiguarlo, tienes que consultarlo con un doctor y hacerte pruebas de sangre, según WebMD.

Desorden de ansiedad

Si te sientes nerviosa y sudorosa, es posible que el bochorno se deba a un problema de ansiedad. La ansiedad es más que una simple emoción; es un componente psicológico real. A medida que tu ritmo cardíaco se acelera, tu presión aumenta, tu respiración se agudiza, tu músculos se tensan y tu cuerpo se calienta.

Publicidad

Hipertiroidismo

Tu tiroides también puede tener un rol importante en tu temperatura. Con condiciones como hipertiroidismo (producción excesiva de la hormona de la tiroides), el metabolismo se acelera, así como otras funciones corporales. Según Mayo Clinic, esto aumenta la temperatura corporal porque el sistema inmune está trabajando de manera acelerada.

Hiperhidrosis

Si no puedes dejar de sudar (a pesar del antitranspirante), es posible que tengas hiperhidrosis.

Según WebMD, la hiperhidrosis es una condición en la que se experimenta sudoración excesiva e impredecible. Afecta al 2% de la población y se localiza usualmente en una o más partes del cuerpo, incluyendo axilas, rostro, cuero cabelludo, manos y pies.

Cuando los antitranspirantes no funcionan, se pueden utilizar otros tratamientos como: láser e inyecciones de botox.

Publicidad
Cáncer

Aunque es importante no asumir lo peor y pensar que tienes cáncer sólo porque hay bochornos, toma en cuenta que algunos cánceres como leucemia, linfoma y ciertos tumores pueden provocar calores nocturnos y calor extremo.

Si te despiertas sudando constantemente (y no por culpa del clima), deberías consultarlo con tu doctor para descartar algún problema serio.

Fuentes: WebMD, Mayo Clinic

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot