Como SUBIR de peso de manera saludable

Como SUBIR de peso de manera saludable

¿Tus jeans te quedan demasiado holgados? ¿Te cuesta trabajo cargar las bolsas de la despensa? Quizá hayas llevado demasiado lejos tu método para bajar de peso. Aunque muchas mujeres no lo crean, sí se puede estar demasiado delgada. Y la falta de peso no sólo podría perjudicar su físico, sino que también su salud y estado mental.

  • Ponte metas posibles: Hay numerosas formas de subir de peso que no involucran dietas falsas o comer de más. Lo más importante es ponerse metas posibles y reales, tanto para subir de peso poco a poco, como para lograrlo en un tiempo adecuado. Será un proceso muy lento, pero lo ideal es no desesperarse, ni perder las esperanzas. Cada persona es diferente, y mientras que algunos suben de peso rapidísimo, para otros podría ser todo un reto.
  • Sigue un diario de comidas: Tener un diario alimenticio por un periodo de 2 semanas revelará mucho de tus hábitos cotidianos y te mostrará dónde puedes consumir un poco más de calorías. Obviamente si lo que buscas es cambiar tus hábitos alimenticios, este es el primer paso. Y si no sabes por donde empezar, busca una app.
  • Piensa en la calidad, no la cantidad: Subir de peso no debería involucrar una dieta de hamburguesas, papas fritas, chocolates y dulces todo el día. Alimentos ricos en nutrientes de TODOS los grupos serán tus mejores aliados, tanto por su variedad, como por su sabor.
  • Agrégale 200 calorías a tus comidas: Agrégale 200 calorías a tus alimentos desde el principio. Si no ves ningún cambio, es porque estás quemando las calorías extra, así que será necesario agregar otras 100. Y si sigues sin ver ningún cambio, consulta el problema con un experto.
  • Come poco, pero más seguido: Al agregar más calorías, te sentirás llena rapidísimo, pero no por eso deberías saltarte tus comidas. Los cambios en tu dieta podrían provocar una gran variedad de efectos secundarios, además del aumento de peso; puede ser desde acné, hasta problemas con el estómago, es por eso que debes hacer los ajustes que tu cuerpo necesita y con la lentitud que se amerita. Si es tu caso, en lugar de hacerte 3 comidas grandes al día, mejor hazte 6 un poco más pequeñas.
  • Cambia tu rutina de ejercicio: En lugar de hacer cardio, te recomendamos hacer entrenamiento de fuerza. Así no sólo quemarás menos calorías, sino que también tonificarás tu piel y fortalecerás músculo.
  • Busca ayuda: Busca ayuda por internet o entre tu círculo de amigos para lidiar con el peso emocional de tu problema. ¡Qué no te dé pena! Un cambio físico siempre causará estragos emocionales, pero no es necesario lidiar con ellos por tu cuenta.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Compartir