Cuida tu cuerpo, cuida tu corazón

En el marco del Día Mundial del Corazón, ¿qué tanto has hecho por tu corazón este año?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo.  Por eso,  hay que recordar algunos hábitos que puedes seguir en tu día a día para tener una mejor salud cardiaca.

Ver más: 7 hábitos para evitar enfermedades cardíacas

  • Reduce tu ingesta de alimentos grasosos o fritos. Si consumes carne, elige los cortes más magros o con menor cantidad de grasa. De igual manera, restringe tu consumo de salsas con bases cremosas, así como los capeados o empanizados. Así, estarás reduciendo el riesgo de tener problemas circulatorios a largo y mediano plazo. Es mejor consumir tus alimentos a la plancha o al vapor. Y nunca reutilices el aceite que has usado previamente.
  • Elige las opciones de lácteos light o descremadas. De esta manera, recibirás la proteína que necesitas, pero con una mejor cantidad de grasa saturada.
  • Incluye en tu dieta por lo menos tres veces a la semana: Pechuga de pollo, pechuga de pavo o pescado y cocínalos a la plancha o al vapor. Es proteína magra y llena de nutrientes. Incluir pescados como salmón aumenta tu consumo de ácidos grasos saludables como Omega 3 el cual está comprobado ayuda a reducir riesgos en la salud coronaria.

ataque al corazón

  • Consume sustitutos de azúcar en sus distintas versiones, para cocinar tus postres favoritos o endulzar el agua y el jugo que tomas a diario. Esto hará que conserves los sabores que te gustan sin subir tus niveles de insulina.
  • Reduce el consumo de sodio.  Trata de disminuir tu consumo de alimentos congelados y enlatados que muchas veces tienen mucho sodio. Si necesitas condimentar tus alimentos, opta por utilizar hojas frescas para equilibrar tu consumo de sal. Usa tu imaginación y descubre nuevos sabores.
  • Opta por incluir en tu dieta carbohidratos complejos, como: Arroz integral, quínoa y harinas integrales, los cuales ayudarán a disminuir tus niveles de insulina. Es importante aprender a leer las etiquetas nutricionales de los productos que consumes.
  • Escoge grasas que sean saludables. Para cocinar puedes usar aceite de coco y para tus aderezos se recomienda el aceite de oliva (¡OJO! No es recomendable su uso para cocinar). Otra opción de grasas saludables para consumir de manera moderada son el aguacate y las aceitunas. De esta forma, ayudas a tu cuerpo a eliminar las grasas que aumentan tu riesgo cardíaco.

Estos son 7 hábitos que puedes incorporar en tu día a día, y que sin duda harán una diferencia en tu salud cardiovascular, además de realizar ejercicio al menos 30 minutos al día. Debemos seguir haciendo conciencia sobre la cantidad de padecimientos de esta índole que existen en nuestro país.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Publicidad