Cómo diagnosticar y tratar el herpes genital

Seguro conoces el peligro de las ITS. Quizá no sepas cuántas hay o qué síntomas predominan, pero sí has de saber que el condón, además de protegerte de un embarazo no deseado, también lo hace de una enfermedad de transmisión sexual.

¿Qué tan común es el herpes? Según información de la OMS, se calcula que 2 terceras partes de la población mundial menor de 50 años, está infectada por el virus del herpes simple de tipo 1. Ahora que estás preocupada, hablemos un poco más del tema.

¿Qué es el herpes?

Primero que nada, existen 2 tipos de herpes: HSV-1 y HSV-2. Ambos pueden vivir en la boca y en los genitales, así que una persona con un tipo de herpes puede pasarle el mismo herpes a otra persona, pero en una locación diferente. En otras palabras, el HSV-1 no sólo causa herpes labial y el HSV-2 no sólo causa herpes genital. Pero el HSV-1 prefiere vivir en la boca, mientras que el HSV-2 prefiere vivir en los genitales.

Síntomas

Los síntomas se manifiestan de manera diferente en mujeres y hombres. Los síntomas en mujeres tienen más complicaciones, como por ejemplo, erupciones infecciosas alrededor del área genital, pompas y muslos, nodos linfáticos inflamados y ardor al orinar. Los hombres generalmente tienen erupciones alrededor de la punta del pene. En la primera exposición al herpes, los síntomas también incluyen fibre.

Sin embargo, sólo porque no veas síntomas, no quiere decir que el virus se haya ido. En realidad, NO hay cura para el herpes, así que SIEMPRE estará el riesgo de transmitirlo. El virus puede dormir por meses o hasta años, pero llega a hacer presencia varias veces entre 4 a 7 días, aunque no de manera severa después de la primera vez.

Publicidad

Cómo se contagia

Ambos tipos de herpes se transmiten a través de contacto físico, el cual usualmente ocurre durante el contacto sexual, pero incluso puede suceder a través de caricias y besos. En raras circunstancias, el herpes genital puede ser transmitido de una mujer embarazada a su bebé durante del parto. Dado que aquellos que tienen herpes a veces no presentan síntomas, puede ser difícil saber quién infectó a quién. En cambio, hay veces en las que el herpes es más contagioso que otras, como cuando las erupciones están abiertas, húmedas o sacan fluido. Pero el herpes puede ser contagioso incluso cuando no se presentan síntomas.

Cómo se previete

La única forma de prevenirte del herpes es no teniendo sexo ni besando a nadie. Pero como es casi IMPOSIBLE hacerlo, lo que puedo recomendarte es practicar sexo seguro y estar al tanto de las erupciones. Recuerda, usar condón disminuye el riesgo de la transmisión de cualquier infección.

Cómo diagnosticarlo

Desafortunadamente no existe una prueba casera para determinar si tienes (o no) herpes. Si muestras alguno de los síntomas ya mencionados, lo ideal sería acudir con un doctor. El diagnóstico usualmente es clínico. Y si quieres confirmación, tu dermatólogo puede tomar pruebas.

Cómo tratarlo

Desafortunadamente no existe una cura para el herpes. Sin embargo, hay diferentes opciones de tratamientos para aliviar los síntomas y controlarlos. Si es la primera vez que aparece el virus, necesitas tomar pastillas antivirales para que el virus no se multiplique. Limpiar el área afectada con agua y sal también ayuda, así como las compresas frías.

Publicidad

En cuanto a tratamientos para herpes, hay medicamentos que ayudan a controlarlo. Aunque no haya cura, se recomienda buscar tratamiento, pues podría desarrollar incómodas complicaciones. En casos muy raros, éstas se presentan en los ojos, cerebro, hígado y pulmones.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot