Factores que contribuyen al desarrollo del eccema

alergia
alergia

Son rojos, dan comezón, son molestos y podrían revelar algo escondido de tu salud. Esas manchas de eccema son señales de alarma que podrías eliminar si supieras exactamente qué las cusa.

Aquellos que han luchado con eccema desde la infancia tienen un tipo llamado dermatitis atópico, lo cual es genético. Pero si experimentas el primer brote de eccema a una edad adulta, es posible que exista un irritante externo que podrías aprender a evitar.

  • Alergias de temporada: No es raro que la gente con eccema sufra brotes durante el verano. Lo más recomendable es evitar rascarse, o la piel podría irritarse al doble. Para reducir estos brotes, es súper importante reparar la barrera de la piel, es decir, minimizar aquellos productos o acciones que la hagan vulnerable, como limpiadores, tonificadores y hasta agua caliente.
  • Jabón o detergente: Irritantes para la piel, así como ropa que dé comezón, limpiadores agresivos, e incluso el mismo sudor, pueden provocar los brotes. El primer paso es determinar qué los está causando, o más bien qué producto, y luego cambiarlo. Los mayores culpables son: metales, fragancias, ciertos preservativos y antibióticos en remedios tópicos.
  • Alergia o intolerancia: Cuando eres alérgica a un alimento, como la soya, o eres intolerante a la lactosa, el consumo de estos alimentos podría provocar un brote de eccema. Si crees que tu dieta es la culpable, lo mejor sería buscar a un especialista para reconocer la alergia. También es recomendable tomar suplementos de vitamina D y zinc, los cuales modulan el sistema inmunológico y su respuesta inflamatoria.
  • Mucho estrés: A veces el estrés es el culpable. Nadie sabe exactamente porqué, pero es MUY común. Hay pacientes que empiezan a sufrir comezón durante los momentos de mayor tensión. Empiezan a rascarse y el ciclo del eccema inicia. Para encontrar alivio, lo mejor es buscar una crema SIN antibióticos.
  • Falta de humedad: El clima frío provoca eccema porque el aire seco absorbe la humedad de la piel. Es súper importante cubrir las áreas de la piel expuesta durante los meses más fríos del año. Un humidificador sería una excelente herramienta, siempre y cuando lo tengas con un 60% de humedad. También es útil tomarse duchas calientes (cálidas, no hirviendo) de 5 a 10 minutos.
  • Alguna infección: En casos MUY raros, el eccema puede ser culpa de una infección bacteriana o una complicación más seria como la celulitis. Aunque típicamente no es una señal de alarma, siempre es mejor consultarlo con un especialista. Por ejemplo, una forma de eccema en las piernas bajas podría ser síntoma de algo más grave, como la inflamación asociada con fallas del corazón.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉

Publicidad

Escrito por
Más de Andrea Bouchot