Fluido cervical, ¿qué es y qué dice de la fertilidad?

ropa interior
ropa interior

Esto es algo de lo que pocas mujeres hablan entre sí mismas, pero es de lo más natural. Tu ropa interior no sale sana y salva de un día de trabajo, la verdad es que termina manchada por el fluido cervical, el cual puede ser transparente y líquido, o espeso y con un tono amarillento.

Todas sabemos que la presencia de este fluido es completamente normal, pero ¿por qué no hablamos del tema? ¿Mucha pena, poca información? No sabes lo increíblemente útil que puede ser el entendimiento de tu cuerpo. Con eso en mente, quiero adentrarme al tema de lo que sucede en nuestra ropa interior, y porqué está ahí.

¿Qué es?

Las secreciones que ves en tu ropa interior pueden ser varias cosas: fluido cervical (moco cervical o fluido vaginal), fluido de excitación (creo que este no merece explicación), o semen (si tuviste relaciones durante esas 24 horas). De estas 3, la mayoría no conoce bien (o no entiende) el fluido cervical, y no tiene mucha ciencia, es producido por el cuello del útero y es completamente normal.

Este fluido cervical cambia con el tiempo. Como lo mencioné anteriormente, a veces es muy líquido, a veces más espeso y en otras ocasiones cambia de color, y es que durante el ciclo menstrual, sufre cambios de textura y color dependiendo de los niveles de estrógeno y progesterona en el cuerpo. Estos cambios no son señal de infección, son tan sólo indicadores de nuestra salud y fertilidad.

Publicidad

menstruación

Tipos de fluidos

Recuerda, el patrón exacto, cantidad, sensación, textura y color son diferentes para cada quien y varía de ciclo a ciclo. Si estás tomando pastillas anticonceptivas o cualquier otro método anticonceptivo, las hormonas podrían tener un impacto significativo en tu fluido cervical, así que no hagas caso del patrón.

  • Empecemos durante el 1er día del ciclo. La sangre usualmente disfraza la presencia o ausencia del fluido, así que será difícil saber qué onda con éste durante este tiempo. Una vez que el periodo haya terminado, tendrás unos días de resequedad.
  • Después notarás un fluido pegajoso o espeso. El punto es que durante este tiempo NO se sentirá líquido. Puede verse blanco o tener un leve tono amarillento y dejará marca en la ropa interior.
  • Un par de días después, tendrás un fluido cervical lechoso. Usualmente es blanco, opaco y con una consistencia más líquida del anterior.
  • Luego luego se viene algo parecido a una clara de huevo. Es transparente, muy resbaladiza y sentirás que tu vagina está muy lubricada. ¿No has sentido que parece tu periodo, pero en realidad es puro fluido vaginal?
  • Después de eso, el fluido empieza progresivamente a secarse y tener una consistencia más espesa hasta que inicia la menstruación.
  • Si hay una infección, el fluido vaginal será verde, tendrá una consistencia de queso cottage ¡y olerá mal! Cualquier factor parecido, requiere la atención especializada de un ginecólogo y un respectivo tratamiento.
  • Tip de fertilidad: ¿Recuerdas el fluido con consistencia a clara de huevo? Bueno, mientras que la presencia de cualquier fluido cervical indica un periodo de fertilidad, éste es considerado el MÁS fértil porque está usualmente presente durante la ovulación. Protege, nutre y equilibra al esperma.

Estos cambios son importantes, son señal de una salud hormonal y reproductiva. Información es poder, y el mayor entendimiento de nuestro cuerpo nos ayudará a valorarlo aún más.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Publicidad

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉

Escrito por
Más de Andrea Bouchot