Formas en que tu vagina cambia con la edad

vagina
vagina

Así como el resto de tu cuerpo, tu vagina sufre un par de cambios con la edad. Digo, no es nada malo, pero conocer esos cambios podría ayudarte a conocerte más y a evitar problemas y confusiones más adelante. Claramente TODOS somos diferentes, así que estos cambios no necesariamente son obligatorios.

  • Cuando inicias el proceso de un método anticonceptivo, tu lubricación podría disminuir: Tu vagina es una máquina de limpieza y lubricación. Cuando te excitas, varios cambios psicológicos producen una liberación extra de fluido para que el sexo sea más simple y placentero. Y aunque tu método anticonceptivo tenga sus beneficios, también puede cambiar la forma en que tu cuerpo lidia con ese proceso. La pastilla anticonceptiva puede causar resequedad vaginal, lo cual puede arreglarse fácilmente con un buen lubricante.
  • Varios procesos de depilación podrían afectar la apariencia de tu vagina: Los tratamientos con láser, la cera o el rastrillo podrían causar ciertos cambios en la piel o el pigmento de la vagina. Si eres cuidadosa puedes evitar los vellos encarnados y la irritación, pero después de años y años de depilaciones buenas, tu piel podría terminar con hiperpigmentación sin importar qué tan cuidadosa seas.
  • Si embarazas podrías tener venas varicosas en tu vulva: Esto usualmente sucede por el exceso de circulación. La mayoría de las veces las venas varicosas no duelen, pero hay ocasiones en que son muy incómodas. Las compresiones maternas podrían ayudar en este caso, pero tu ginecólogo podría darte una mejor solución. Y no te asustes, las venas varicosas en la vulva son completamente comunes y desaparecen después del parto casi siempre.
  • El embarazo crea todo un caos ahí abajo: Especialmente si vas a tener un parto natural, eso es obvio. Pero incluso antes del parto, todo tu cuerpo empieza a cambiar; tu vagina se afloja, junto con los ligamentos que soportan el útero y la vejiga. Pero no te preocupes, después del parto tu vagina regresa a la normalidad.
  • Mientras te acercas a la menopausia, tu vello púbico podría cambiar: Con el paso de los años, podrías notar canas ahí abajo, aunque no necesariamente les sucede a todas. Entrando a la menopausia, también es posible que el vello púbico se vuelva menos denso… lo cual casi siempre es bueno.
  • Tus labios podrían cambiar: Durante la menopausia, los labios podrían volverse más pequeños y pálidos, pues, en teoría, se encogen y dejan de tener tanto color. Como otros cambios vaginales, esto ocurre por la disminución de circulación.
  • La menopausia puede resecar la vagina: La menopausia es un fenómeno que disminuye los niveles de estrógeno, el cual humedece la vagina y mantiene el tejido en buena forma. Sin este estrógeno, el tejido puede secarse y perder elasticidad. Porque no lo sabías, pero la vagina puede tener arrugas también =(

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉

Escrito por
Más de Andrea Bouchot