Lo que tus pezones dicen de tu salud

pezones
pezones

Los pezones no están ahí por decoración… y tampoco para el placer sexual. Aún así, algo que seguramente no sabías, es que pueden darte una idea de los problemas más serios de tu salud… y no solamente de cáncer de mama, sino de otras enfermedades.

  • Flujo de pezones es normal (a veces): El flujo puede ocurrir en la mayoría de las mujeres si se aprietan un poco. Este flujo puede ser lechoso, medio verdoso o transparente, pero cuando se torna rojo o sólo sucede en UNO de los senos, puede ser algo serio. Ese flujo puede ser el resultado de un tumor benigno, un quiste o cáncer de mama.
  • El tercer pezón es más común de lo que crees: De acuerdo a una encuesta, existen millones y millones de personas con un tercer pezón. Lo que pasa es que estos pezones supernumarios se confunden con verrugas. Cual verruga, no ofrece ningún problema y puede removerse fácilmente.
  • El ejercicio puede rozar los pezones: Un buen bra deportivo será de gran ayuda, así como bálsamos o curitas en los pezones. Pero si no realizas actividad física rigurosa y notas que tus pezones están rojos, dan comezón o están escamosos, consúltalo con tu médico. Esto podría ser señal de la Enfermedad de Paget, una extraña forma de cáncer que involucra el pezón y la areola. También puede ser eczema, así que tampoco te estreses.

tumblr_lgmij4WviK1qc755n

Ver más: 10 síntomas fuera de lo común que podrían indicar que ¡estás embarazada!

  • Vello en los pezones es normal: Esas pequeñas bolitas que tienes en los pezones son completamente normales pues son folículos de cabello. Si has notado uno que otro vello ahí, puedes retirarlos con una pinzas cuidadosamente, aunque realmente no es necesario. Si esos folículos empiezan a provocar dolor, crecer en tamaño o tienen comezón, consúltalo con tu médico. Puede ser una infección o cáncer.
  • Dolor en los pezones al amamantar es normal y común: Pezones dolorosos, sangrantes y resecos son una queja normal durante las primeras semanas del arte de amamantar. Pero si este dolor continúa, consúltalo con un especialista; puede que el bebé esté haciendo mal su chamba. Los senos grandes también pueden provocar dolor de pezones, así como una infección.
  • Pezones invertidos no son preocupantes: Casi el 15% de las mujeres nacen con pezones invertidos. Lo que pasa es que el tejido conectivo se retrae y causa esta condición. Puede corregirse, pero realmente no es necesario.
  • Los pezones son zonas erógenas: La estimulación de los pezones viajan a los mismos centros de placer del cerebro, como las sensaciones del placer de la vagina y el clítoris. Si quieres hacerte un piercing ahí, adelante, pero las probabilidades de que dañen el nervio son altísimas.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉

Publicidad

Escrito por
Más de Andrea Bouchot