Qué es la fascitis plantar y cómo tratarla

Pain in the foot. Massage of female feet. Pedicures. Isolated on white background.

Según Prevention, el 10% de los americanos tendrán fascitis plantar, una dolorosa condición en el talón, causada por una inflamación significativa en la fascia plantar, una banda gruesa de tejido arqueado que une el talón con la parte delantera del pie.

Con el tiempo, el relleno en el talón se adelgaza y la fascia plantar se vuelve menos resistente y más propensa a pequeñas heridas e inflamación. Las actividades como: correr, levantar pesos y caminar rápidamente provocan este mal, pero los músculos tensos también pueden forzar el tejido.

Tener dolor al levantarse por primera vez (después de haber descansado o al despertar), cuando los músculos de la pantorrilla están más rígidos, es la manera más común para que los ortopedistas diagnostiquen la fascitis plantar, que puede volverse crónica si no se trata.

Medidas preventivas

Pérdida de peso

Caminar carga aproximadamente 1.5 veces tu peso corporal sobre los talones con cada paso, según WebMD. El estrés acumulado aumenta con el exceso de kilos, así que tu peso es un factor importante para el 70% de lso casos de FP.

Incluso perder una cantidad relativamente pequeña de peso para reducir tu IMC puede disminuir el riesgo.

Publicidad
Actividades ligeras

Los ejercicios para fortalecer los músculos de la pantorrilla y pies, y mejorar tu flexibilidad, pueden proteger la fascia plantar. Para evitar daños por el estrés repetitivo, es recomendable aumentar la distancia y/o intensidad del ejercicio de 5 al 10% por semana.

Los movimientos de bajo impacto del yoga pueden mantener los músculos fuertes y flexibles, y los ejercicios de los pies como levantar una toalla con los dedos del pie pueden fortalecer los músculos del arco y soportar la fascia plantar.

Nuevos zapatos

La entresuela elástica que se extiende a lo largo de la mayoría de los zapatos de fitness reduce la fuerza transmitida a la fascia plantar. Pero las medias sueles pueden perder la absorción del impacto ante des que los zapatos se vean desgastados.

Según los expertos, es recomendable reemplazar el calzado activo cada 4 a 6 meses si caminas 30 kilómetros a la semana. Deja que la comodidad determine tu calzado, tanto para hacer ejercicio, como de manera casual. También es importante tener un tacón de 1 centímetro para aliviar la presión en la fascia plantar.

Publicidad

Tratamientos médicos

Terapia

Según Mayo Clinic, los ejercicios de estiramiento o el uso de dispositivos especializados como las plantillas pueden aliviar los síntomas. La fisioterapia, por ejemplo, puede enseñarte una serie de ejercicios para estirar la fascia plantar y el tendón de Aquiles, para fortalecer los músclos de la pantorrilla que estabilizan el tobillo y el talón.

Inyecciones

Una inyección de corticorsteroides en el talón puede reducir la inflamación y aliviar el dolor durante aproximadamente 6 meses. La inyección, sin embargo, no debería repetirse, así que generalmente se combina este tratamiento con un estiramiento más agresivo para un alivio a largo plazo.

Otra opción son las inyecciones de plasma ricas en plaquetas. Estas células concentradas de tu propia sangre contienen factores de crecimiento que promueven la curación sin los riesgos de los esteroides.

Cirugía

Pocas personas necesitan cirugía, pero si todos los otros métodos han fallado, y todavía sufres dolor de 6 a 12 meses, el procedimiento es tu mejor opción. Prácticamente hay que cortar el ligamento de la fascia plantar para tener alivio.

Otro procedimiento quirúrgico libera fibras tendinosas en la parte posterior de la pierna para alargar los músculos de la pantorrilla. Es como hacer 10 años de terapia física en 5 minutos.

Una tercera opción, la terapia de ondas de choque extracorpóreas, envía ondas de choque al talón para estimular la curación.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot