Síntomas de tu ciclo menstrual que NO son normales

Síntomas de tu ciclo menstrual que NO son normales

Cólicos diabólicos y una dieta constante de Ibuprofeno puede ser más que suficiente para preguntarte: ¿esta agonía mensual es normal? A veces, un poco de inflamación y cólicos estarán a la orden del día, pero en otras ocasiones, los síntomas de tu periodo podrían indicar algo más serio. Y cuando eso sucede, será hora de hacer cita con tu doctor.

  • Estás sangrando mucho: Usar súper tampones en el peor día es una cosa, pero cambiarlos cada hora es otra. Si estás cambiando toallas o tampones cada 60 minutos por más de un día, necesitas ir con tu ginecólogo. Este síntoma no necesariamente señala algo grave (aunque podría ser culpa de fibroides), pero la hemorragia podría resultar en fatiga, mareos y hasta desmayos. Tu doc tendrá que recetarte estudios de sangre para ver si le hace falta hierro a tu dieta.
  • Ningún medicamento ayuda con los cólicos: Dolor severo NO es normal. La causa más común de los cólicos químicos, es el químico del diablo llamado prostaglandina, pero cualquier antiinflamatorio debería bloquear la producción de más. Si ningún medicamento te está ayudando, podrías estar lidiando con algo como endometriosis, lo cual no sólo es serio, sino que no tiene remedio y amerita un tratamiento… a veces hasta cirugía.
  • Fiebre: ¿Tu ciclo menstrual resulta en una fiebre? Llámale a tu doctor. Podría ser la enfermedad pélvica inflamatoria. En este caso, necesitarás un antibiótico y regular tu temperatura.
  • Sangras entre periodos: Aunque sea normal tener sangrados entre periodos por culpa de las pastillas anticonceptivas. Pero si no tomas pastillas y sigues teniendo manchas de sangre, podrías tener pólipos en el útero o algún tumor. De igual manera, sangrar durante el sexo puede ser preocupante.
  • No hay periodo: Claro, un periodo que se fue de vacaciones puede ser señal de embarazo o culpa de un momento estresante, pero si eres irregular, es hora de hacer un chequeo hormonal. Busca otro tipo de síntomas (como crecimiento del vello), dolor infernal, y hasta podría ser síndrome de ovario poliquístico.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉

Compartir