Confesiones de un ‘blow job’, los secretos que nadie te ha dicho

A los hombres les ENCANTA recibir sexo oral; y aunque nosotras no somos muy fans de la práctica misma, es importante conocer la técnica correcta, no sólo para su placer, sino también para tu ego 😉

Lo primero que tienes que hacer es dejar de verlo como un trabajo. Si lo haces bien, es posible que hasta TÚ puedas disfrutarlo. Y no me refiero a estimularte físicamente, sino a sentir placer por verlo TAN vulnerable y satisfecho.

Y ser una diosa del sexo oral no debería ser una prioridad tuya, pero te aseguro que es una habilidad de la cual podrías sacarle provecho. ¿O acaso no te gustaría darle el mejor ‘blowjob’ que recibirá en la vida?

Ver más: Cómo superar un amor no correspondido

Lo básico

Enfoca tu boca en la cabeza de su miembro y utiliza tus manos para estimular el glande de arriba para abajo. Masajea con tu lengua y combina ambos movimientos para no aburrirte.

Publicidad
El 69

En verdad que NO te lo recomiendo… al menos no de la forma que te imaginas. Si en verdad quieres probarlo, te recomiendo estar acostados de lado (no uno arriba del otro). Y si quieren que la sesión dure más de 5 minutos (que es lo más probable), acomoden almohadas debajo de sus cabezas para no acalambrarse y cansarse rápidamente.

Juego previo

Digamos que el sexo oral entra en la categoría de “juego previo,” pero tal vez puedas hacer un juego pre-previo. En lugar de irte directo a su paquete, puedes exagerar el preludio. Si te gusta ser coqueta, bésalo lentamente, muerde su cuello, lame sus pezones, baja tu lengua hasta su pelvis ¡y detente! Y empieza de nuevo 😉

TODO su paquete

Usa tu lengua para estimular OTRAS partes de su paquete que no sea su pene; como sus testículos. Si tu boca está en esa región, vas a estimular sus terminaciones nerviosas sin verdaderamente darle el sexo oral que tanto desea.

De abajo para arriba

Mantén tu lengua en la parte baja de sus testículos y lame de abajo para arriba hasta llegar a la cabeza de su pene, como si estuvieras lamiendo una bola de helado. Durante ese recorrido, estimularás CADA zona erógena que tiene su paquete.

Publicidad
Sus joyas

Sus testículos también están ahí abajo y puedes aprovecharlos… si quieres. Puedes lamerlos o chuparlos mientras tu mano juega con su pene. Es una recomedación. Pregúntale a tu galán si le gusta la combinación de sensaciones. Es posible que sólo quiera tu boca en su pene.

Posición

Si va a tardar… ¡mereces estar acostada! Pueden estar de lado como en el 69 o él puede pararse frente a la cama y tú acomodarte de lado. Lo padre de esto es que puedes agarrar sus pompas para controlar el ritmo.

Sólo la punta

Usa tu lengua para estimular la parte baja de la cabeza del pene, como si estuvieras chupando una paleta de caramelo. Esto activará las terminaciones nerviosas del frenillo. También puedes mover la lengua de arriba para abajo en esa zona y lo volverás loco.

¿Y tú?

Puedes usar una mano para sostener su pene y otra para tocar tu clítoris o utilizar un juguete sexual que se adhiera a tu cuerpo para sentir un poco de placer.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot