Todo lo que debes saber de la lubricación vaginal

lubricante
lubricante

Estar bien lubricada es esencial para el sexo. Todas sabemos (o sentimos) cuando sucede, pero la mayoría no sabemos exactamente cómo funciona. ¿Jamás te has preguntado porqué lubricas cuando estás excitada?

Empecemos con lo básico: la lubricación vaginal sucede cuando la sangre fluye hacia los genitales durante la excitación. El fluido viene de una glándula llamada Bartolino, ubicada entre la vagina y la vulva. Es diferente al flujo vaginal y sus cualidades pueden cambiar con tu estado de ánimo, hormonas y emociones.

Ver más: Dolor durante la excitación, ¿qué significa?

¿Qué causa la lubricación?

Sucede cuando hay excitación. Eso ya lo sabes. Pero lo que debes saber es que está ligada a qué tanto te excitas y por cuánto tiempo. Si te excitas seguido, lubricarás fácilmente y naturalmente. Si no sueles excitarte o pensar en sexo con frecuencia, te costará cada vez más trabajo.

lubricantes

Publicidad

¿Qué es normal?

No hay una cantidad correcta que sea “normal,” y lo más seguro es que sea un tema que te avergüence un poquito. Pero la verdad es que no hay nada más normal en el mundo. Hay mujeres que producen poca lubricación, y otras que tienen tanta que puede volverse un problema. El rango es muy amplio y depende de tus niveles hormonales y tu estado mental.

¿Necesitas ayuda?

Si estás naturalmente más reseca que mojada, tienes que hacerte fan del juego previo, especialmente del clítoris, pues es la zona con mayor terminaciones nerviosas en tu cuerpo. Y si no es suficiente, busca un lubricante sintético; hay mucha variedad y seguro encontrarás uno que te ayude.

Y si el lubricante no es suficiente, tienes que consultar tu problema con un experto, pues podría recomendarte tratamientos o humectantes vaginales, los cuales son populares durante la menopausia y cambios hormonales.

Publicidad

¿Lubricas demasiado?

Pareciera algo bueno, pero la lubricación excesiva puede reducir las sensaciones de la fricción. En estos casos es recomendable comprar condones sin lubricación y posiciones que permitan la penetración profunda como el ‘doggy style.’

 

Por Silvia Sánchez

Foto: Archivo Eme de Mujer

Visita también Eme de Mujer Guatemala

Escrito por
Más de equipo eme