Más sexo, ¡mayor intimidad!

Tal vez te guste una sesión sexy al estilo 50 Sombras de Grey, o tal vez tu estilo sea más romántico. Cual sea tu técnica favorita, todos saben que el sexo, sea kinky o amoroso, es una forma poderosa de incrementar la intimidad entre pareja.

Incluso la ciencia lo dice. Durante el sexo, el cerebro libera muchas hormonas y neuroquímicos, especialmente oxitocina, la tan popular “hormona del amor.” Resulta que la oxitocina disminuye el estrés e incrementa los sentimientos de: confianza, seguridad, intimidad y amor.

Alza la voz

Aunque consideres ser reservada en la cama, mantenerse callada durante el sexo quiere decir que te quitas la oportunidad de construir un lazo más íntimo con tu pareja. Es súper importante que le digas lo que te gusta (y lo que no), y si eres un poco más atrevida, deberías vocalizar tu placer lo más posible. Ya sea a través de palabras, gemidos o gritos, ¡debe saber que estás presente!

Respira profundamente

Publicidad

La respiración profunda comunica placer, y al hacerlo en sincronía con tu pareja, el placer se intensifica. El sexo tántrico, de hecho, es una práctica muy popular entre millennials, y aunque muchos todavía no la llevan a cabo, se cree que mejora los orgasmos, tanto en cantidad, como en calidad y duración. Y se lleva a cabo a través de una conexión y respiración sincronizada.

Apaga el celular

Evita todas las distracciones. Asegúrate de que la televisión esté apagada y el celular en “silencio.” Tampoco deberías detener el acto sólo para contestar llamadas o como excusa para responder un correo. Durante el sexo, ambos deben estar enfocados en el momento. SI no lo están pierden la oportunidad de intimar.

Saca a tu mascota de la habitación

Publicidad

Muchas personas duermen con sus mascotas en la cama, pero pueden ser una desventaja a la hora de tener relaciones sexuales. Si están a punto de llegar al clímax, podrían distraerse con lo que hace la mascota o simplemente podrían sentir incomodad. Lo ideal es alejarlos de la habitación, al menos por un rato.

Haz de tu cuarto un santuario

Tu cuarto debería ser el lugar ideal para dormir y hacer el amor. No es el lugar correcto para comer, trabajar, hacer cuentas o hablar por teléfono. Te sugiero quitar computadoras y hasta cargadores. Lo ideal es que no tengas muchos aparatos electrónicos en tu cuarto para evitar distracciones.

Abre los ojos

Muchos de nosotros cerramos los ojos durante el sexo, pero vale la pena abrirlos al menos para el inicio y el final. Hay una neurociencia que demuestra que cuando 2 personas se ven a los ojos a una distancia cercana, una parte del cerebro permite una conexión más profunda. Si bien es cierto que el orgasmo no te permitirá pensar en tus acciones, lo ideal es que tengan contacto visual de vez en cuando.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Tags from the story
, , , , ,
Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Trucos para cortarte la gripa

Nada como la prevención
Leer más