¿Tener sexo por primera vez duele? Sólo si no estás preparada

A mi siempre me dijeron que tener sexo por primera vez iba a doler. Esto era feo de escuchar porque mi primera vez era algo que me emocionaba… ¿por qué tenía que doler, y por qué mi pareja lo iba a poder disfrutar sin mí?

Cuando el momento llegó, ni siquiera supe lo que estaba pasando porque no sentí… nada. Tampoco hubo sangre ni mayor incomodidad. ¿Qué pasó, acaso no tenía himen? Más adelante, con mayor información al respecto, aprendí que hay mujeres que nacen sin himen, y otras que rompen esa membrana con actividades físicas.

Lo mejor de esto es que no soy la única a la que le haya pasado esto. De hecho, según una encuesta hecho por el Diario Médico Británico, el 63% de las mujeres NO sangran después de su primera vez. Y aquellas que lo hacen… ¡pudieron haberlo evitado! Resulta que las causas del dolor durante el sexo NO son las que creíamos.

Ver más: Señales de que no te está tomando en serio

Miedo

El dolor durante el sexo es una maldita profesía. Cuando tienes miedo, apretamos nuestros músculos y dificultamos la penetración. Ésta es una expectativa cultural, pues crecemos creyendo que el sexo duele y que es malo. Así que irónicamente nosotras mismas aumentamos la tensión y las probabilidades de sentir dolor.

Publicidad

Si nuestra sociedad (y nuestra pésima educación sexual) hablaran más sobre las realidades del coito, el problema podría desaparecer.

Para minimizar el miedo, es importante hacerlo con alguien confiable, planearlo bien y elegir un lugar seguro.

Falta de excitación

No importa si es la primera vez o la décima, si TÚ no estás lo suficientemente excitada, la penetración va a doler. La excitación cambia el cuerpo de 2 maneras, las cuales apoyan el placer y minimizan el dolor. La excitación te lubrica, incrementando así la tolerancia al dolor, reduciendo el daño al tejido y expandiendo la vagina.

Así que si quieres minimizar tus probabilidades de experimentar dolor, es importante que haya mucho juego previo y estimulación del clítoris. Asegúrate de que tu novio sepa lo que hace (o enséñale) y que se preocupe por tu placer. Mastúrbate y explora otras actividades sexuales primero para que sepas lo que te gusta. No sólo elijas el momento ideal, como su aniversario: mejor espérate hasta realmente desearlo con hartas ganas.

Publicidad
El himen

Aunque no tiene un rol tan importante como crees, el himen puede ser un factor importante. No todas las mujeres tienen himen y, en muchos casos, éste llega a romperse o estirarse con el uso de tampones o por el ejercicio.

Y aunque seas de las pocas que todavía tiene himen, es posible no romperlo, pues puedes estirarlo gradualmente. Si lo haces con cuidado, hasta puede sentirse bien. Sólo tienes que poner lubricante en tus dedos, meterlos en tu vagina y empujarlos contra tu himen suavemente para estirarlo. Puedes hacerlo por cuenta propia o con tu pareja. Y si tu membrana es MUY gruesa, puedes consultarlo con un doctor.

El dolor durante el sexo se ha normalizado mucho, pero usualmente indica un problema que puede solucionarse. Sin importar cómo vaya a ser tu primera experiencia, debes recordar que el sexo con penetración NO es obligatorio; hay muchas otras formas de disfrutar la intimidad.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot