¿Por qué nos dejamos de comunicar con la pareja?

Una mala relación puede generar sentimientos negativos sobre nosotros mismos

Últimamente eh recibido a muchas parejas en mi consultorio; parejas que han resultado engañadas, lastimadas, ignoradas, desplazadas, en fin, un largo etcétera como principal motivo de consulta.

Me llama la atención, como día a día, son más las relaciones de pareja que viven en una situación de toxicidad, relaciones enfermizas y dependientes, que aún sabiendo el daño que se generan mutuamente, siguen ahí, cubriendo carencias emocionales uno al otro.

Ver más: Deshazte de esa relación toxica ¡ahora!

Algo cierto, es que irónicamente quienes están dentro de una relación tóxica, son conscientes del daño que se están causando, saben perfectamente que acciones o actitudes son obsesivas, agresivas, ofensivas o evasivas, por tal motivo, permanecer inmersos en una relación tóxica, es decisión personal.

En artículos anteriores te he mencionado que la mala comunicación es el primer factor por el cual las parejas sufren, se lastiman y se flagelan (saben que se están lastimando y ahí continúan).

Publicidad

Por tal motivo, en afán de profundizar en este tema y con ello, tener soluciones más efectivas para evitar estar inmerso dentro de una relación tóxica, me di a la tarea de realizar un análisis del motivo principal por el cual las parejas dejan de comunicarse, convirtiéndose en un verdadero hastío o “infierno” como lo han mencionado en consulta algunos pacientes.

Una vez realizado el análisis, del porque las parejas dejan de comunicarse, me doy cuenta que el motivo principal por el cual lo hacen es por el miedo a sentirse rechazado, ignorado, criticado, comparar o juzgado a la hora de compartir sus ideas y sentimientos.

Por lo anterior, la salida más fácil , resulta el evadir la expresión de lo que realmente queremos comunicar, adaptándonos a la postura de la otra persona aunque no sea de nuestro agrado. Lo peor es que esto no termina aquí, el comenzar a anularnos, poco a poco nos lleva al desconocimiento de nuestra propia persona y además, como una hiedra, comienza a crecer hasta que de pronto estamos dominados por el miedo.

Y es aquí donde podemos ver a muchas parejas aparentemente felices, cuando es la inseguridad la que hace que tanto uno como otro se anule por el bienestar de la pareja.

Publicidad

Algunos de mis pacientes, me han comentado que en algún momento de su relación, cuando expresaron ciertas situaciones de vida, al ver la reacción negativa de su pareja (que como ya mencionaba puede ser el ignorar, rechazar, juzgar , comparar o criticar), prefirieron desde ese entonces, comenzar a callar todo lo que ocurría a su alrededor.

Lo anterior, no sólo está vinculado al aspecto de pareja, comienza a generar ruidos a nivel personal, generando un sentimiento negativo sobre si mismos. Si una persona ah vivido eventos en los que le han dado poco valor a sus expresiones de ideas y sentimientos, vivirá creyendo que no son importantes, por tal, tendrá miedo de compartirlos y pensara que a nadie le interesa escuchar lo que siente o piense desde su interior.

parejas, sexo

Y de pronto esto nos va llevando a encerrarnos tras diferentes máscaras que cubren lo que realmente somos, con tal de satisfacer a la otra u otras personas, y después de algún tiempo -como me lo han compartido algunos pacientes- se encuentran frente a sentimientos de frustración, dolor y soledad.

Aún cuando tengamos mucho miedo a mostrar nuestros ideales y sentimientos, es necesario hacerlo. No podemos dejar en segundo término nuestra autenticidad, comprender que literal, no somos “monedita de oro”, y que no en todo tengo que ceder por el miedo al rechazo, juicio o condena de nuestra pareja, no te puedes estar negando a ti misma cada día.

A veces tenemos tanto miedo a ser “malos”, que preferimos ser buenas víctimas, que sufren, que se sacrifican o que hacen todo por el otro. Por más buenos que queramos ser, no nos van a hacer santos ni mártires. Date cuenta que en ese papel de no comunicar por miedo, estamos cediendo nuestra identidad y con ello la oportunidad de que la otra persona conozca nuestros aportes a la relación y con ello a la mejora de la misma.

 

Por: Psic. Mtro. Román Hernández

Contacto. 5528487005

Foto: Archivo Eme de Mujer

Tags from the story
, ,
Escrito por
Más de Adriana Uribe