10 Datos sobre el clítoris

Esta palabra llega a incomodar a más de uno, pero sabías que fue descubierto hace tan sólo 19 años.

El clítoris es el órgano sexual femenino situado en el interior de la vagina y es visible desde la parte superior de la vulva, aunque abarca todo el perineo femenino. Su nombre proviene de la palabra griega Kleitoris, traducido como llave.

Si quieres saber más de el te lo contamos en estos interesantes datos:

1.- Su única función es dar placer. Así como lo lees. El clítoris no tiene otra función más que dar placer sexual a la mujer. Si bien las mujeres tienen varios puntos de placer, muchos de ellos tienen otras funciones en el cuerpo, mientras que éste no.

Publicidad

2.- Una sola palabra: Como te contamos al inicio la palabra clítoris viene del griego kleitoris, y significa “llave”. ¿Sabes qué es lo curioso? Que esta palabra es prácticamente universal, así que te encuentres donde te encuentres sabrás comunicarla.

También te puede interesar: 6 Formas De Estimular El Clítoris Que DEBES Probar

3.- Ahora lo ves, ahora no: Sólo un cuarto del clítoris es visible, lo que ves por fuera es la cabeza y el tejido eréctil. Las glándulas, bulbos vestibulares y pilares están por dentro.

4.- Forever young: El clítoris no envejece. Su capacidad de dar placer e intensos orgasmos a una mujer es la misma sin importar la edad.

5.- Es muy sensible: Este órgano tiene más de 8 mil terminaciones nerviosas, por lo que se considera la parte más sensible del cuerpo femenino.

Publicidad

6.- Dureza: El clítoris está hecho de tejido eréctil que se endurece durante la estimulación sexual y se relaja después del orgasmo.

7.- Las apariencias engañan: El clítoris es mucho más grande de lo que imaginas. En promedio mide entre 8 y 12 cm de largo y 6 cm de ancho.

También te puede interesar: Erección De Clítoris, Cómo Lograrlo

8.- ¿Alivio de todos los males? Durante la época victoriana del siglo XIX, las mujeres que padecían problemas uterinos, hormonales o emocionales eran diagnosticadas con una supuesta enfermedad llamada histeria femenina, la cual no tenía remedio y solo podía ser aminorada por medio de masajes de clítoris, equivalentes a lo que hoy en día reconocemos como masturbación.​ Los médicos manipulaban la vulva de la paciente hasta que esta alcanzaba el orgasmo, momento en que se aplacaban los síntomas de su mal. La lista de síntomas asociados con este mal era tan larga que llegó un momento en que se convirtió en una epidemia; casi cualquier dolencia leve podía servir para diagnosticar histeria.

9.- Prácticas y costumbres: En algunas culturas como la africana, asiática y suramericana se ha denostado durante años al clítoris con la práctica de costumbres que han provocado un impacto muy negativo sobre el órgano. En estas culturas es frecuente la práctica de la ablación, que consiste en la mutilación parcial o total del clítoris y de los órganos sexuales externos femeninos.

10.- A la eliminación de la ablación. La Organización Mundial de la Salud (OMS) está luchando para erradicar esta práctica que aún está vigente en más de la mitad del continente africano. Con el fin de dar más visibilidad a este tema, la OMS creo el 6 de febrero el Día Internacional de la Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina.

Foto: Archivo Eme de Mujer