5 cosas que seguro no sabías de Venom

Desde que introdujeron a Venom al Universo de Marvel, el simbionte alienígena se ha unido a varios personajes, algunos más que otros. Y con los diferentes huéspedes del simbionte, Venom ha ocupado varios roles; desde un villano y antihéroe súper simpático, hasta un superhéroe maravilloso.

Además de ser uno de los antagonistas más emblemáticos de Spiderman, Venom también ha tenido un título en solitario que se ha publicado de forma intermitente desde mediados de los años 90. Hoy se estrena su nueva película protagonizada por Tom Hardy… y temo decir que le han llovido críticas negativas por todas partes.

Pero Venom es Venom, y aunque no tengamos una buena película de nuestro simbionte favorito, al menos tenemos mucha información sobre él 😉

Fue un Guardián de la Galaxia

¿Recuerdan a Flash Thompson? Aparece en la primer película de Spiderman (de Tobby Maguire) como el bully de Peter Parker. Bueno, en el cómic, llega un momento emotivo en el que ambos personajes se hacen amigos íntimos y, más adelante, Flash se vuelve uno de los huéspedes de Venom.

Publicidad

En un principio, el enlace entre los Vengadores y los Guardianes de la Galaxia era Tony Stark, y más adelante Flash Thompson. Esto hizo que Venom fuera miembro de los Guardianes con los que se aventuró a explorar espacios y lugares nunca antes vistos, incluyendo el planeta natal del simbionte.

Flash fue el primero en controlar a Venom y, por ende, terminan realizando muchas actividades heroicas.

Le ENCANTA el chocolate

Venom se dio a conocer al declararle al mundo entero que se comería los cerebros de sus enemigos con toda la fuerza de sus pulmones. Si bien esto es una excelente técnica de intimidación, en realidad SÍ tiene la compulsión de comer cerebros, y lo ha hecho con éxito en casi todas las iteraciones de su personaje.

Y no lo hace porque esté mal de la cabeza o sea un ser degenerado (que sí lo es a veces), sino porque tiene la NECESIDAD de hacerlo; el simbionte necesita feniletilamina, una sustancia química que se encuentra en el cerebro humano, para sobrevivir.

Publicidad

Por suerte para la gente de Nueva York, Eddie Brock descubrió que la sustancia química que su simbionte ansiaba desesperadamente también se encuentra en el chocolate, así que prácticamente el chocolate ha salvado millones de vidas.

También fue un Avenger (2 veces)

Si Venom fuera un súper villano, ¿cómo es posible que ha sido un Vengador múltiples veces? Ok, una de esas veces en realidad fue miembro de los Vengadores Oscuros de Norman Osborn, pero Venom en esa entonces su huesped era Mac Gargan, así que lo pasaré por alto.

Cuando Flash Thompson fue el huésped de Venom, el Capitán América aceptó a Venom como un Vengador Secreto, un equipo que incluía a la Bestia, Hawkeye, Black Widow, Valkyrie, entre otros.

Obviamente no era fácil confiar en Venom (¡comía cerebros!), pero se ganó la confianza del Capitán América rápidamente, y TODOS confiamos en él.

Fue exiliado de su propia raza

La historia de Venom en realidad es un poco más complicada de lo que sabes por las películas, pero en términos generales, el simbionte fue corrompido por su primer huésped, quien lo utilizó para destruir su propio planeta. Después de enterarse de esto, los ancianos de Klintar exilian a Venom y lo mandan a una prisión en el espacio.

Fue ahí donde Peter Parker se encontró por primera vez con lo que él creía que era sólo un disfraz. Sin embargo, no fue el primer héroe de la Tierra en unirse con el simbioente; ese es un honor que le pertenece a Deadpool, quien es parcialmente culpable de su estado mental tan desquiciado en sus inicios.

Iba a convertirse ¡en Satanás!

Osea… Venom no es un héroe como tal, pero tampoco era un terrible villano (si no consideramos que comía cerebros). Y aún así, fue candidato para reemplazar al gobernante del Infierno en Marvel.

Aparentemente, Mefisto pensó que Venom sería un buen reemplazo y calificó a Flash Thompson (y Venom) con una Marca del Infierno para convertirse en el próximo Satanás.

Aunque esto hizo que Venom comenzara a desmayarse y brotara características demoníacas de vez en cuando, el simbionte finalmente transfirió la Marca del Infierno a un clon… ¡y listo! No se convirtió en el diablo.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot