5 cosas que TODA mujer debe hacer sola

Es lindo tener a alguien a nuestro lado, pero hay veces en que la soledad es necesaria para crecer y aprender. Hay muchas experiencias que toda mujer debería tener por sí misma para sentirse independiente y cómoda consigo misma. Al principio parecerán difíciles y aterradoras, pero son increíblemente necesarias.

Es importante para una mujer tener experiencias por cuenta propia porque la ayuda a encontrar sus intereses, valores y opiniones. También es importante que todas encontremos la comodidad con nuestra persona.

Viajar

No deberías ser desorganizada ni desinteresada, pero el sentimiento de viajar sola es maravilloso. La mera experiencia podría ayudarte a encontrar tu voz, tu inspiración, y hasta subirá tu confianza. Conocerás más gente, explorarás lugares nuevos por tu cuenta y encontrarás una nueva y diferente versión de ti.

Llegar al orgasmo

Publicidad

Está súper bien que te masturbes… de hecho, te lo súper recomiendo. Además de que es placentero, te ayudará a conocer más tu placer y explorarte. Conocer tu cuerpo (y tus zonas de placer) te ayudarán a comunicarte mejor con tu pareja.

Probar un nuevo hobby

¿Siempre has tenido ganas de aprender un nuevo idioma o tocar la guitarra? Aunque el trabajo o la pareja te quitarán mucho tiempo, es importante que te des el tiempo suficiente para hacer lo que te gusta. Recuerda, vida sólo hay una ¡y hay que aprovecharla!

 

Publicidad

 

 

Tomar una decisión importante

La mayoría tenemos la tendencia a apoyarnos en otras personas como pareja o amigos para tomar decisiones importantes. Pero si estas decisiones van a afectarte a ti… deberías aprender a tomarlas por tu cuenta. Sé que es intimidante y da muchísimo miedo, pero debes aprender que en la mayor parte, no existen buenas o malas decisiones.

 

Comer en un restaurante

A mucha gente le da miedo comer en un restaurante solo, pero creo que es algo que debes hacer al menos una vez en la vida. Comer sola te permitirá comer a tu ritmo y enfocarte en tu comida. Además no tienes que hablar con nadie, así que puedes enfocarte en un libro, en tus pensamientos o en la gente alrededor.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer