5 momentos que asustan a los padres primerizos

El ser padre primerizo puede ser intimidante y el saber de los muchos cuidados que hay que tener con el recién nacido suena a una tarea difícil, pero no te preocupes, aunque muchas veces sobre la marcha se va aprendiendo, por lo regular hay tiempo para prepararse y aprender sobre estos cuidados.

Aunque normalmente las mamás son las que están más familiarizadas con el cuidado de los pequeños, es importante que papá también sepa cómo hacerlo. Por eso, te compartimos algunos consejos, con el fin de que estén preparados para la esperada llegada del nuevo integrante de la familia y poco a poco, se vuelvan momentos y experiencias placenteros para todos.

1. Cambio de pañal

Uno de los momentos más importantes en el cuidado de los pequeños es el cambio de pañal, ya que esta área es una de las más sensibles y si no se limpia bien, puede resultar en una rozadura. Marianela Chávez, dermatóloga pediatra con más de 10 años de experiencia y parte del grupo de expertos de Huggies Supreme te comparte los siguientes pasos para tener un exitoso cambio de pañal.

Publicidad

1. Recuerda lavarte bien las manos antes de cambiarlo.
2. Ten a la mano las toallitas y el pañal limpio y pon al bebé sobre una superficie de cambio.
3. Quita las lengüetas del pañal sucio y levanta suavemente las piernas del bebé.
4. Intenta limpiar lo más que puedas con el pañal y limpia bien esa zona con toallitas húmedas de adelante hacia atrás, después ponlas dentro del pañal sucio.
5. Deja que la zona del pañal se seque y posteriormente pon el pañal limpio debajo del bebé.
6. Extiende las piernas del bebé para que el pañal se ajuste cómodamente y pega las lengüetas de los dos lados.

2. Baño
De acuerdo con la Dra. Chávez, el baño es una gran forma de crear vínculos afectivos entre papá o mamá y bebé. Es importante mencionar que no es estrictamente necesario realizar un baño diario del bebé, principalmente durante el primer año de vida.
Para el baño del bebé se recomienda usar agua tibia, de esta manera, el bebé disfrutará la sensación del agua sobre su piel. Deben realizarse baños delicados y breves.
Al sacar al bebé del agua, debemos envolverlo rápidamente con una toalla, cubrirle la cabeza y el cuerpo para mantener buena temperatura, aunque la piel esté húmeda. Se debe secar la piel con toques suaves y aplicar una crema humectante para evitar resequedad de la piel.

3. Alimentación
Los recién nacidos deben ser alimentados exclusivamente de leche materna durante los primeros 6 meses de vida. Es importante que acudan a sus revisiones pediátricas de rutina, ya que es el médico quien tras valorar su peso y talla dará las recomendaciones pertinentes de alimentación para su sano crecimiento.

La incorporación de otros alimentos puede empezar a los 6 meses y de acuerdo con recomendaciones actuales de gastroenterología y nutrición pediátrica, los bebés pueden probar todos los sabores desde que son pequeños.

Publicidad

Se recomienda que, en el desayuno, comida y cena, 2 o 3 días a la semana demos una fruta; los siguientes dos días una verdura más la fruta previa, después de 2 días un cereal más los alimentos anteriores y así sucesivamente hasta que se hayan incorporado las proteínas y grasas. Este proceso se deberá repetir nuevamente la siguiente semana con frutas, verduras, proteínas, cereales y grasas nuevas. De esta forma, en aproximadamente 2 semanas, el bebé ya habrá probado todos los grupos de alimentos y contará con una alimentación balanceada y variada en poco tiempo.

4. Juego
El juego y la estimulación son muy importantes ya que tienen un impacto positivo en el desarrollo cognitivo, social y emocional de los bebés. Es importante que los papás también se involucren en la hora del juego, ya que así, los niños pueden adquirir mayor seguridad en sí mismos y desarrollar conexiones más fuertes con sus pares. Además, el juego ayuda a los niños a regular sus conductas y emociones.

Por otro lado, el juego también ayuda a mantener activo el motor grueso (tronco y espalda) de los niños pequeños. Recuerda que darle temáticas lúdicas al ejercicio hace que sea divertido para los niños y alienta su creatividad.

5. La hora del sueño
Si sientes que tu bebé duerme muy pocas horas por la noche, no hay por qué preocuparse, poco a poco empezará a dormir más. Para ayudarlo a quedarse dormido, es necesario empezar por crear rutinas diarias, empezando por acostarlo a la misma hora todos los días. Bañarlo y cantarle puede ayudar a relajarlo, así como leerle un cuento antes de dormir. Puedes dejar a tu bebé en su cuna cuando esté a punto quedarse dormido para que aprenda a hacerlo solo. Para darle seguridad puedes poner una lámpara con luz tenue cerca de su cuna.

Fotos: Archivo Eme de Mujer

En caso de que quieras unos pañales GoodNites, mandanos un correo a trivias.emedemujer(arroba)hotmail.com Solo tienes que indicarnos tu nombre y cuántos meses tiene tu bebé.

Escrito por
Más de Adriana Uribe