GLOW: 5 razones por las que vale la pena ver esta serie

¿Sientes que ya te echaste el catálogo completo de Netflix? ¿Ya terminaste las nuevas temporadas de tus shows favoritos y ahora no sabes qué ver? ¿Necesitas algo original, fresco y NADA común? Necesitas glitter. Necesitas golpes, acrobacias y gritos. Necesitas #GirlPower. Necesitas:

En mi opinión, Glow es una de las mejores series que ha sacado Netflix hasta el momento. Y, para fortuna suya, no soy la única que opina así. El show tiene una aprobación del 95% en Rotten Tomatoes, y en ellos sí se puede confiar. Pero si no me crees, ahí te van mis razones.

#GirlPower

La serie trata de mujeres que se empoderan a sí mismas a través de medios convencionales y poco convencionales; desde hacerse valer en sus relaciones amorosas, hasta actuando en el ring. Algunos personajes están casados, otros tienen hijos, y hay jóvenes que luchan con el dinero.

TODAS ellas son mujeres que se esfuerzan por brincar a la fama y realizarse en la industria de la actuación, uno de los sueños más difíciles de perseguir en esa época (o en cualquiera). Todas son mujeres que están interesadas en romper el molde, que quieren ser vistas como iguales en una sociedad estadounidense patriarcal que les dice qué es y qué no es apropiado que hagan con sus cuerpos y sus carreras.

Publicidad

Glow también explora las relaciones interpersonales entre mujeres, lidiando con la traición entre amigas, los celos, los derechos reproductivos, las relaciones no saludables y la desigualdad racial. El show realmente defiende la idea de que no hay UNA sola manera correcta de ser mujer. ¡Y eso es increíble!

Una perspectiva honesta y cruda de los estereotipos

Si alguna ves has visto el show original, Glow, o cualquier otra serie de lucha libre de los 80s, seguro sabes que los personajes eran MUY exagerados y ricos en estereotipos. Algunos son muy inocentes, otros muy intimidantes. Sin embargo, otros eran intencionalmente ofensivos y racistas.

Hay un momento en la serie en el que se enfrentan las mujeres negras contra otras personas disfrazadas del KKK. Aunque estos estereotipos son malos e incómodos de ver, el show hace un excelente trabajo en mostrar las creencias morales de todos los personajes.

La lucha libre es genial… aunque no lo creas

Voy a ser la primera en admitir que la lucha libre nunca me llamó la atención. Y luego de enterarme que era “falsa,” asumí que era una pérdida de tiempo. Pero después de ver la serie e investigar un poco más al respecto, debo admitir que estos atletas se merecen nuestro respeto y admiración.

Publicidad

Sólo porque no estén golpeando a los demás o lastimándose, no quiere decir que no estén esforzándose al límite. La lucha libre profesional es, en su forma más pura, una combinación de acrobacias intentas, coreografía bien ensayada e historias de telenovela. Estas mujeres y hombres en verdad que le echan ganas y se ponen en riesgo día con día.

La luchadora original Susie Spirit de Glow, se rompió el codo en televisión en vivo. Se rompió el ligamento y se cayó en el suelo… tuvo que levantarse ella misma y llevarlo al hospital con ella. Muchas luchadoras del show original también sufrieron accidentes y vivieron con las consecuencias a largo plato por ello.

La diversidad en cuerpo

Es notable la inclusión de todo tipo de cuerpos en esta serie. Desde grandes, con color, hasta fuertes y capaces. Es MUY raro ver este tipo de inclusión en la Televisión, y debería obligarnos a exigirlo cada vez más porque ¡es necesario!

Las 14 luchadoras y sus alter egos vienen en todo tipo de tamaños, formas, colores y contextos. Y, lo mejor de esto es que CADA UNA acepta tales diferencias y las celebras porque las hacen únicas.

El humor y la diversión

Ok, debo aceptar que al principio es un poco aburrida. En el primer episodio ves la vida típica de una actriz fracasada que vive en Los Ángeles. Ruth no es una simple actriz, es una actriz fregona, según ella, que nadie quiere contratar porque es demasiado buena.

Pero no dejes que la vida y personalidad de Ruth te detengan de seguir viendo el show, porque la diversión sólo comienza cuando empieza a conocer a cada una de las protagonistas de la serie.

Imagina el caos y el drama que puede surgir cuando un grupo de 14 mujeres diferentes entran al ring y aprenden juntas el arte de la lucha libre en la televisión. Entonces agrégale disfraces coloridos, nombres divertidos, violencia, groserías, humor… y tienes la maravilla que es GLOW.

Para fortuna suya (y de todos) mañana se estrena la tercera temporada en Netflix ¡y no te la puedes perder!

Fotos: Byron Gray

Escrito por
Más de Andrea Bouchot

‘Klaus’, la hermosa historia de origen de Santa

La mejor película navideña del año
Leer más