7 propósitos para tener mejor sexo en 2020

De entre los miles de propósitos que puedes plantearte cómo: obtener un nuevo empleo, ahorrar (ahora sí), viajar, adquirir tu primer coche y hasta terminar tu carrera son aceptables y sobre todo muy buenos propósitos, sin embargo ¿te has preocupado por mejorar tu vida sexual este 2020?

Un estudio realizado por la London School of Hygiene and Tropical Medicine, publicado en el British Medical Journal en mayo de 2019, menciona que la actividad sexual regular entre parejas está en declive, menos de la mitad de los hombres y mujeres de Reino Unido de entre 16 y 44 años tienen relaciones sexuales al menos una vez a la semana; los autores del estudio sugirieron que el patrón de disminución de sexo está relacionado con el uso cada vez mayor de la tecnología y el ajetreo de la vida moderna.

En México la situación no es más favorable ya que el tiempo dedicado a internet es de 8 horas diarias de acuerdo con el reporte Digita In 2019, publicado por Hootsuite y We Are Social, mermando considerablemente las relaciones interpersonales afectivas y sociales de la población. Por lo que la Dra. Nilda Chiaraviglio, psicoterapeuta , especialista en relaciones de pareja y diversidad sexual, menciona 7 propósitos para mejorar el sexo este 2020 y no dejar que la llama de la pasión se apague.

Publicidad

Dialoga lo que quieres: Es importante mantener la comunicación en el área de la sexualidad, con el objetivo de expresar lo que se quiere y lo que no, se deben abordar todos los inhibidores que apagan el deseo sexual o disminuyen la conexión erótica, con el fin de satisfacer las necesidades de tu pareja, recuerda que la sexualidad es un dar y recibir constante.

Construyan un modelo de sexualidad: Actualmente existen una gran variedad de modelos y todos son válidos, “investiga cuál modelo puede funcionar en tu relación es decir, elegir aquel en el que los 2 se sientan a gusto con su sexualidad, no se guíen por lo que otros viven, ya que cada pareja estructura de manera única e irrepetible su interacción diaria, sus placeres, intimidad y sexualidad” menciona la Dra. Nilda Chiaraviglio.

Incrementa la creatividad: Muchas veces las fantasías son reprimidas debido a la educación y a los tabúes que se tienen sobre la sexualidad, por ello es importante que se dialogue con la pareja, acerca de lo que sería interesante realizar en la intimidad, ambos tienen que estar de acuerdo ya que si la fantasía no se comparte es mejor no buscar llevarla a cabo.

Aumenta el romanticismo: Al ser tomado como una herramienta de seducción puede convertirse en un juego compartido para crear un corte en las rutinas cotidianas y así renovar o refrescar el vínculo afectivo y erótico, un detalle como flores, una cena romántica, velas y hasta música pueden ser tus aliados.

Publicidad

Inventen su propia pornografía: El problema al consumir material pornográfico producido por otros es que, separa lo corporal de lo amoroso, promoviendo así el placer individual aún estando con la pareja y eso puede agravar las distancias afectivas, por ello, la mejor pornografía es la que se inventa con la pareja, es decir, realizar juegos eróticos como manera de seducirse y excitarse a través de la creatividad y de la fantasía de ambos sin la necesidad de correr riesgos.

Experimenten:Cuando conocemos nuestro funcionamiento y sensibilidad podemos enseñarle a nuestra pareja cómo, cuándo y porqué es que conectamos nuestro erotismo y disfrute sexual, con ello, facilitamos nuestra vida amoroso-erótica en pareja, de esta manera se puede hablar sobre lo que puede aumentar el placer.

Conócete más: Para alcanzar mayor plenitud erótica es necesario conocer tu cuerpo de manera individual, es decir, identificar qué te gusta y que no, recuerda que la satisfacción sexual depende de ti mismo, no de tu pareja, la Dra. Nilda Chiaraviglio recomienda hacer 3 preguntas para empezar a conocerte más:

¿Qué te gusta sentir y hacer en la intimidad?
¿Cuándo disfrutas más el sexo y cuándo no?
¿Cómo te gusta sentir en la intimidad?

En general las mujeres y los hombres carecemos de información necesaria para hacernos responsables de nuestra vida sexual, “acrecentar estos conocimientos acerca de nuestro cuerpo como el de nuestra pareja, llevará a la posibilidad de sentirnos poderosos de manejar nuestro deseo, excitación, placer, gozo y orgasmo. El cultivo del deseo o libido y de la anatomía del placer lleva siempre a una capacidad orgásmica creciente, y ello mejorará nuestro bienestar y salud” finaliza la especialista en relaciones de pareja y diversidad sexual.

Fotos: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Adriana Uribe