Actos que se consideran abuso sexual y tú no sabías

La actriz Aleida Núñez abrió su corazón y narró al periodista Gustavo Adolfo Infante uno de los episodios más difíciles de su vida: La violencia psicológica y física que vivió con una expareja.

Nuñez detalló que la relación duró algunos meses y que en una ocasión este hombre trató de ahorcarla.

“Me decía no vales como mujer, no sirves para esto, entonces a denigrar mi persona (…) Empezó con violencia psicológica de ese tipo, empezó a decirme que hiciera cosas ya como perversiones sexuales (…) Llegamos a la situación que reventó todo, me encerró en un lugar y no me dejó salir durante muchas horas, ahí fue donde me intentó ahorcar y muchas cosas”, relató.

Aleida comentó también que al inicio de su relación era un hombre muy tierno, pero conforme fueron pasando los meses se transformó y cuando ella quería dejarlo, él comenzó a amenazarla y manipularla, a tal grado que la mantuvo secuestrada.

Publicidad

Fue en ese punto cuando su ex la obligaba a mantener relaciones sexuales sin su consentimiento, situación que hoy sabe califica como una violación.

Yo le compartí esto a una psicóloga y me dice ‘si en algún momento él te pidió tener relaciones sexuales y no tuvo tu consentimiento eso fue una violación’. Entonces yo me quedé fría porque en realidad sí, cuando tú ya no tienes ni las ganas ni el amor ni nada, entonces fue una violación (…) Yo no quería (tener relaciones), él me obligó algunas veces”, puntualizó.

Y es que ahora más que nunca, la violación debe ser calificada en blanco y negro, no con matices grises donde existan probabilidades de ser o no ser. No es que sea un 10% de violación o no. Es cosa de decir: fue o NO fue. Ya que hay muchas mujeres hoy en día que NO saben decirte si fueron o no violadas. Y no es cosa fácil, pero hay que aprender a distinguir.

Publicidad

Sexo sin consentimiento verbal: Primero que nada, ambos deben estar de acuerdo (claramente y implícitamente) que quieren tener sexo. Un estudio americano reciente mostró que el 64% de chicas universitarias dan su consentimiento verbal, mientras que otros estudios mencionaron que los hombres tienden a apoyarse más en señales no verbales. Al final del día, sin un “no” o “sí” claro, no hay permiso y, por ende, se le llama violación.

Sexo forzado en una relación seria: La mayoría piensa que la violación sucede entre 2 extraños, o gente que se conoce tan sólo un día. Y aunque éste también es el caso, las violaciones también suceden en relaciones serias, como el matrimonio. Sin importar el título o estado de su relación, ambos pueden decir “no” al sexo en cualquier momento. Nadie está obligado a NADA.

Sexo forzado en estado de ebriedad: Muchas historias de violaciones revelan que la persona fuerza la intimidad porque piensa que “está bien” simplemente porque están en la presencia del alcohol. Sin embargo, una violación ES una violación, sin importar que hayan tomado 2 o 20 cervezas. Además ninguna decisión en estado de ebriedad es legalmente aceptable.

Otras formas forzadas de actividad sexual: Muchos dirán que la violación no implica otras prácticas que no sea una penetración sexual. El sexo oral, por ejemplo, puede ser forzado, así como el sexting inapropiado.

Sexo que requiera coerción: Si tienen que convencerte una Y otra vez para acostarte con alguien, es posible que NO quieras hacerlo. En términos generales, si estás cediendo simplemente porque tu pareja no deja de INTENTAR convencerte (o te hace sentir mal por NO ceder), es una violación.

Fotos: Instagram, Archivo Eme de Mujer

Tags from the story