Básicos para ayudar a los niños a hablar inglés con seguridad

Al preguntarte como madre, qué deseas para tus hijos cuando están aprendiendo inglés, la respuesta suele ser “que no les dé pena hablar el idioma”. Si bien es cierto que es importante que lean bien, que tengan un amplio vocabulario y una firme comprensión de la gramática inglesa, cuando se aprende una lengua extranjera la seguridad y el disfrute para hablarla se ganan con mucho esfuerzo, especialmente para quienes son tímidos e introvertidos.

Es por ello que platicamos con Keri Craig, Directora del Centro de Enseñanza del British Council en México, quién nos compartió algunas actividades que les permitirán lograrlo de manera fácil y divertida:

Juegos

Los juegos parecen promover el aprendizaje casi sin esfuerzo y pueden emplearse para incentivar el habla de 2 formas: Primero, al dar oportunidades de práctica directa que van desde una simple dinámica tipo “veo, veo” en un trayecto en auto, a juegos de mesa y adivinanzas más elaboradas. Segundo, pedirles a los niños que hablen de sus juegos favoritos y dejar que vayan charlando sobre lo que están haciendo. Su entusiasmo por comunicar el sentido del juego, los llevará a que rápidamente superen cualquier inhibición que puedan sentir al hablar en otro idioma.

Publicidad

Historias

Las historias le dan un contexto a los niños para hablar inglés. Esto es particularmente valioso, sobre todo cuando no tienen la oportunidad de vivir una experiencia de inmersión total para el aprendizaje de la lengua. Un narrador experto sabrá cuándo parar y hacer preguntas específicas que lleven a los niños a expresar predicciones como qué pasará con algún personaje; esta opción también puede servirles para reflexionar sobre sus emociones.

Canciones

Publicidad

Las canciones y las rimas les dan a los niños la oportunidad de jugar con el habla de manera muy natural. Al escuchar y cantar temas, los niños comienzan a captar los sonidos del lenguaje y a experimentar con la forma en que la boca se debe mover para producirlos. La práctica también los ayuda a darse cuenta de la relación entre las palabras que suenan similar a través de las rimas y cómo las palabras combinadas crean un ritmo.

Videos

Usados con moderación, pueden ser una herramienta estimulante de aprendizaje del inglés, especialmente en contextos en donde no se cuenta con hablantes nativos. Hay canales diseñados para niños como LearnEnglish y Learning Time with Timmy del British Council o Cbeebies de la BBC, que son seguros para que los niños los vean aún sin la supervisión de un adulto. Como los juegos, los videos ayudan a los menores a mejorar su habla y pueden estimular la discusión, el canto y la lectura.

Apps

Hay aplicaciones móviles para teléfonos y tabletas que ofrecen una amplia variedad de experiencias de aprendizaje que combinan algunas (o todas) de las actividades antes mencionadas en un ambiente digital seguro, diseñado especialmente para los niños. Estos desarrollos tecnológicos promueven la interacción pues llaman al niño a tocar, a mover los elementos, a pasar de una pantalla a otra y hasta a hablarle al dispositivo tanto como sea posible. Si la app es diseñada cuidadosamente, ofrecerá motivación, apoyo, recompensas y reconocimiento para los pequeños en el momento adecuado.

Las aplicaciones LearnEnglish Kids Playtime y Learning Time with Timmy Pack

LearnEnglish Kids Playtime combina juegos, canciones, historias y videos en un sólo lugar. Las historias tienen subtítulos y la voz de un narrador que puede activarse o desactivarse. Con esta herramienta los niños logran desarrollar confianza al hablar en varias etapas.

Learning Time with Timmy es un paquete de 3 aplicaciones para pequeños entre 3 y 6 años de edad, que los ayudarán al desarrollo de habilidades cognitivas y a introducirlos al aprendizaje del inglés.

Fotos: Archivo Eme de Mujer