Básicos para bajar de peso saludablemente

De acuerdo a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), México es el segundo país con la mayor tasa de obesidad en adultos entre los países que conforman la organización. En el país 72.5% de los adultos tiene sobrepeso u obesidad, cuando el promedio en organismo multilateral es de 55.6%; en el caso de los niños la cifra es de 37.7% contra 31.4%.

Además, sobrepeso y diabetes se relacionan estrechamente: de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México 8.7 millones de adultos padecen diabetes, y se estima que cerca de 12 millones de personas la parecen sin saberlo.

Ante este panorama es importante que tanto las instituciones de salud y la población tomen medidas para detener y revertir estas tendencias. Especialistas de Mayo Clinic te comparten útiles consejos para crear objetivos que te ayuden a bajar de peso y a mejorar tu salud en general.

Concéntrate en las metas de proceso

Publicidad

Las metas para bajar de peso pueden centrarse en los resultados o en el proceso. Una meta de resultado, es decir qué esperas lograr al final, podría ser bajar cierta cantidad de peso. Si bien este planteamiento puede darte un objetivo, no dice nada de cómo lo alcanzarás.

Una meta de proceso es un paso necesario para lograr un resultado deseado. Por ejemplo, establecer comer 5 porciones de frutas o verduras por día, caminar 30 minutos al día o beber agua en cada comida. Estas metas pueden ser particularmente útiles porque te enfocas en cambiar comportamientos y hábitos que son necesarios para bajar de peso.

Establece objetivos inteligentes

Una buena estrategia para establecer metas es seguir la siguiente lista de verificación de objetivos. Asegúrate de que se cumplan los siguientes criterios:

Publicidad

Específico. Un objetivo adecuado incluye detalles específicos. Por ejemplo, decir que vas a hacer ejercicio es muy vago pero el objetivo de caminar 30 minutos después del trabajo cada día sí. Estás declarando lo que harás, cuánto tiempo lo harás y cuándo lo harás.

Medible. Si puedes medir la meta, entonces podrás determinar de forma objetiva el éxito que tienes en alcanzarla. No es fácil medir el objetivo “comer mejor”, pero sí el de “consumir 1,200 calorías al día”.

Alcanzable. Un objetivo alcanzable es aquel que tienes suficiente tiempo y recursos para alcanzar. Por ejemplo, si tu horario de trabajo no te permite pasar una hora en el gimnasio todos los días, tal vez sea inalcanzable, pero dos idas en días de semana al gimnasio y dos idas en fines de semana se puede lograr.

Relevante. No te pongas objetivos que otra persona quiere que logres. Pregúntate qué es lo más importante para ti y luego determina tus metas. ¿La pérdida de peso es una prioridad para ti? Si es así, pídele a tu médico que te ayude a determinar un objetivo diario de calorías basado en tu peso y salud actuales.

De duración limitada. Escoge tu objetivo y fija una fecha límite acorde. Por ejemplo, si deseas perder 4.5 kilogramos, marca con un círculo una meta en el calendario y esfuérzate por conseguirlo. Ponerte un límite de tiempo puede motivarte a comenzar y mantenerte en el camino.

Metas a corto y largo plazo

Las metas a largo plazo te ayudan a concentrarte en el panorama general. Pero pueden parecer demasiado difíciles o demasiado lejanas. Puedes beneficiarte si mejor divides un objetivo grande en una serie de metas más pequeñas y a corto plazo.

Si lo que quieres lograr es bajar 7 kilos en 3 meses, puedes establecer que el primer mes bajarás 3 kilos y posteriormente la disminución será de 2 kilos mensuales porque la pérdida temprana de peso con frecuencia es más rápida.

Ten en cuenta los contratiempos

Los contratiempos son una parte natural del cambio de comportamiento. Quienes han hecho cambios exitosos en su vida han tenido obstáculos. Lo mejor es desarrollar un plan para lidiar con ellos. Por ejemplo, para las fiestas decembrinas, será importante preparar una estrategia para cuidar tu alimentación y no desviarte de tu meta inicial.

Reevalúa y modifica tus objetivos según sea necesario

Debes estar dispuesto a cambiar tus objetivos a medida que avanzas en el plan para adelgazar. Si empezaste poco a poco y tuviste buenos resultados, quizás ya estés listo para desafíos más grandes. O bien, es probable que necesites modificar los objetivos para que se adapten mejor a tu nuevo estilo de vida.

Recuerda que tener una estrategia bien planificada puede ayudarte a convertir tus pensamientos en acción.

Fotos: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Adriana Uribe

Fiel con la Virgen de Guadalupe, ¿infiel con tu pareja?

El 83% de los encuestados se dicen buenos Guadalupanos a pesar de...
Leer más