Básicos para combatir la depresión y ansiedad

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) más del 4% de la población mundial vive con depresión, siendo los más propensos a padecerla las mujeres, los jóvenes y adultos mayores.

Además, 60% de las personas que buscan ayuda con un psiquiatra o psicólogo lo hacen por problemas de ansiedad con algunas condiciones asociadas como el consumo de alcohol, estupefacientes y auto medicación que desencadenan depresión. “Estas condiciones desarrollan un problema patológico que impide que la persona funcione como debería”, estimó el neuropsiquiatra David Szydlo, jefe de psiquiatría del Centro Médico ABC.

Los síntomas de este padecimiento se caracterizan por la presencia de tristeza, pérdida de interés, de cansancio y falta de concentración que, de no tratarse, puede volverse crónico, recurrente y como consecuencia, conducir al suicidio.

El experto también comentó que hace 25 años no existía la depresión como diagnóstico en niños y adolescentes, pero hoy en día, el uso de las redes sociales, los han hecho muy vulnerables. La sensación de no pertenecer a grupos, de no ser parte de lo que está ocurriendo en su medio social, son características que hacen que tengan procesos depresivos.

Publicidad

Por otro lado, los adultos mayores van perdiendo la capacidad de vincularse con los demás, debido en parte a que se ha logrado extender la vida y con ello la aparición de enfermedades crónico-degenerativas.

En el caso de los adultos en edad productiva, la preocupación por el futuro de sus hijos, la economía familiar y el cuidado de sus padres son factores que los llevan a vivir en estrés constante, dando como resultado estos padecimientos.

La depresión también se asocia a cambios bioquímicos del cerebro y de neurotransmisores como la serotonina, noradrenalina, dopamina y gamma-aminobutírico (GABA), por eso, debe ser diagnosticada por especialistas que proporcionen un tratamiento adecuado. No es una cuestión de “echarle ganas”, son problemas orgánicos, mediables y bioquímicos.

Estudios que demuestran que tomar medicamento e ir a terapia es una excelente combinación para que los pacientes salgan adelante de manera rápida y efectiva”, enfatizó el médico.

Publicidad

Por esto, en el marco del Día Mundial de la Salud Mental, el Dr. Szydlo, jefe de psiquiatría del Centro Médico ABC, explica que, para tener una buena salud mental, tenemos que desarrollar seis áreas de la vida, siempre en un contexto de honestidad y conciencia:

· Área deportiva: es importante hacer ejercicio y buena alimentación.

· Área artística: asistir a conciertos, visitar museos, escuchar música. El arte es una de las formas terapéuticas maravillosas y accesibles.

· Área espiritual: no de índole religiosa, pero todo ser humano debe tener un tipo de vida espiritual, que le ayuda a tener una motivación distinta.

· Área familiar: ver a la familia como un santuario, pasarla bien, divertirse, convivir de una manera sana. Hay que trabajar para que la familia funcione.

· Área intelectual: seguir desarrollándose intelectualmente, leer, asistir a cursos, talleres, etc.

· Vinculación: crear relaciones estrechas con otras personas, compañeros del trabajo, amigos, con quienes se satisfacen algunas necesidades.

Cuando se dedica tiempo a estas 6 esferas, es más probable que se mantenga una buena salud mental.

Fotos: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Adriana Uribe

5 mitos y realidades de la Diabetes

La enfermedad se trata de un tema de genética
Leer más