Básicos para que tus argollas parezcan de recién casados a pesar de los años

Las joyas son piezas que además de tener un valor emocional, generan un vínculo especial con los seres humanos, por excelencia, las argollas de matrimonio son el símbolo del amor que se profesan dos personas. Desde los egipcios y romanos, estas piezas eran utilizadas para representar la unión y el amor eterno, hoy en día no es diferente.

Todas las piezas de joyería requieren de mantenimiento, en especial las argollas de matrimonio que por su uso cotidiano, suelen desgastarse más.

Los expertos de BIZZARRO, comparten 5 recomendaciones para que las argollas parezcan de recién casados a pesar de los años:

* Esta es una regla de oro: no quitarse las piezas en lugares públicos. Es muy fácil que puedan resbalarse u olvidarse.

Publicidad

* Evitar el contacto con substancias abrasivas, productos de limpieza o de belleza.

El anillo matrimonial se coloca tradicionalmente en la mano izquierda

* Evitar bañarse, hacer limpieza o ejercicio con las argolla. La exposición al jabón, químicos, e inclusive el PH del cuerpo puede modificar su apariencia y brillo.

* Limpiarlas con agua tibia y un pañuelo de algodón para que no se rayen.

* Guardarlas en un estuche de algodón o seda para que transpiren

Publicidad

Es importante que adicional a los cuidados mencionados, se visite al menos una vez al año a un experto de joyería para limpieza y mantenimiento que a veces puede significar incluso reparación.

Fotos: Archivo Eme de Mujer