Celulares ayudarían a detectar a tiempo el cáncer cervicouterino

El uso de dispositivos móviles en el sector salud es cada vez más frecuente y muestra de ello es la creación de un colposcopio aplicado a un teléfono inteligente (smartphone), que permitirá llegar a mujeres de escasos recursos, en zonas alejadas de la ciudad, y detectar el virus del papiloma humano que podría desencadenar en cáncer cervicouterino.

El aparato es desarrollado por Mobile ODT -una llamada empresa de arranque o nacientes con alto potencial de desarrollo conocidas como “Startup” basada en Israel-, en cuyo diseño y desarrollo participó el mexicano Amit Safir, quien a sus 30 años es el director del Grupo de Investigación.
La empresa que hace medio año contaba con sólo 4 personas hoy ya emplea a 17, y la inversión en este proyecto asciende a 1.5 millones de dólares que derivó de los inversores.

El proyecto surgió de 2 jóvenes que se acercaron al mexicano ingeniero en bioquímica, originario de Monterrey, con la idea de detectar cáncer cervicouterino con un teléfono celular, y en los últimos 2 años se viene trabajando en Mobile ODT.
Safir, originario de Monterrey, Nuevo León, comentó que el cáncer cervicouterino provoca que más de 4 de millones de mujeres muera al año, aunque si se detecta a tiempo en los primeros 5 años, puede tener un tratamiento efectivo.

Explicó que tras desarrollar varios prototipos se tuvo un aparato de plástico que se sostiene con la mano, en el cual se coloca el teléfono móvil, y que tiene un lente y una luz led que ayuda a tener una visión del cérvix para detectar si hay lesiones que puedan desencadenar cáncer.

Esto va acompañado de una aplicación móvil que permite conocer en tiempo real información de la paciente, además de que el uso de estos datos genera mapas sobre las zonas donde hay gente con más o menos frecuencia, lo que permitirá direccionar mejor los recursos económicos y médicos, así como de prevención, aseguró el joven mexicano.

Publicidad

En la actualidad, Mobile ODT trabaja en un programa piloto con ProSalud en Tijuana, Baja California, en donde se establecieron 6 unidades móviles, en el que estudiantes de medicina hacen las pruebas de tamizaje a mujeres de la zona. La empresa también colabora con el Instituto Scripps de San Diego, California.

El producto se compara con los colposcopios tradicionales que se encuentran en clínicas u hospitales, por lo que confía que “a mediados del próximo año se empiece a vender en México”.

Tomado de GDA/El Universal/México

Foto Pinterest

Publicidad

Tags from the story
,
Escrito por
Más de equipo eme

Horóscopo del 16 de septiembre

Conoce lo que los astros tienen preparado para ti
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *