Cómo leer a la gente

Las personas dicen más de lo que te imaginas; desde la forma en que caminan, hasta los ademanes que utilizan al hablar. Si sabes exactamente dónde buscar, sabrás más de las personas que te rodean, que los demás.

  • Postura: Su postura puede decirte cómo se sienten las personas. Si alguien está sentado con las manos en sus muslos o rodillas, está listo para levantarse, por lo que ha terminado con la conversación que tenía con la otra persona. En cambio, si tu amigo tiene los brazos cruzados, podría sugerirte que está a la defensiva (enojado, tímido o nervioso). De igual manera, si tiene los hombros caídos, podría estar cansado o desanimado.
  • Expresiones faciales: Si la nariz de alguien se arruga y sus mejillas se levantan, está expresando su disgusto. Cuando los labios están firmemente presionados, seguro está enojado. En cambio, se ha comprobado que las personas que tienen la boca abierta en varias ocasiones, son genuinamente felices.
  • Palabras: Cuando alguien está nervioso, la producción de saliva se incrementa, por lo que se vuelve difícil expresarse con palabras. También deberías prestar atención a su lenguaje; si alguien repite mucho ciertas palabras, posiblemente esa persona está mintiendo o ha ensayado mucho su discurso.
  • Ropa: No puedes juzgar a un libro por su portada, pero si notas que alguien cercano a ti siempre luce prendas limpias y sin arrugas, te aseguramos que le importa mucho su apariencia.
  • Contacto visual: Seguro has escuchado que los ojos son las puertas del alma. Es por eso que debes prestarle extra atención. Si alguien limita mucho su contacto visual, está nervioso o incómodo. En cambio, si no tiene ningún problema en mantener contacto visual, seguro le agrada tu personalidad y se siente cómodo a tu lado.
  • Su respiración: Cuando alguien miente, tienden a respirar de forma más acelerada. Aunque no puedas escucharlo, deberías notar que su pecho se mueve con más rapidez. En cambio, si una persona está tensa, su cuerpo estará más rígido, así que tomará respiros más cortos.
  • Tu instinto: Tu instinto te dirá más que su lenguaje corporal. Si crees que que una persona puede ser peligrosa para ti por alguna razón, ¿por qué arriesgarte? Confía en tu instinto y deja que te lleve por el buen camino.

Foto: Archivo

Tags from the story
, , , , ,
Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *