Conoce la nueva tendencia en redes el Body Shaming

El Body Shaming como su traducción al español lo indica, se refiere al “cuerpo avergonzado” o sentir vergüenza por alguna parte del mismo, particularmente cuando se padece de sobrepeso u obesidad, o no se cumple con los estándares de belleza establecidos por la sociedad actual.

Esta tendencia a burlarse del cuerpo, surgió hace tiempo entre las celebridades, actrices o deportistas famosos, quienes a través de sus “fan page” o diversas redes sociales, eran juzgados por sus seguidores o los medios masivos de comunicación cuando llegaban a subir de peso, o eran captados por fotógrafos en posiciones poco favorecedoras, resaltando lo que éstos consideraban “defectos”, mencionando frases como “está gorda”, “ya tiene celulitis”, “parece ballena”, entre muchos otros comentarios despectivos.

Sin embargo, esta tendencia ha cobrado importancia y hoy en día cualquier persona puede sufrir “body shaming”, por parte de sus “amigos” dentro de su cuentas de Facebook o Instagram, padeciendo críticas, agresiones y burlas. Las mujeres con sobrepeso o mayor masa muscular, así como quienes rompen con los cánones de belleza establecidos (ser extremadamente delgada y fit), son quienes más son víctimas del “cuerpo avergonzado”.

El cuerpo humano, ha sido a lo largo de la historia un depósito de las enfermedades de la época, particularmente el cuerpo femenino, se ha transformado cumpliendo roles y estereotipos que la sociedad le impone. Actualmente en la era digital ya no solo poseemos un cuerpo físico del cual fuimos dotados al nacer, también tenemos un “cuerpo virtual”, quien nos representa mediante la serie de fotografías, la mayoría editadas, las cuales se muestran en las diversas redes sociales. Buscando resaltar aquellas partes del cuerpo que consideramos “bellas”, ocultando o modificando aquellas que no nos favorecen, sintiendo vergüenza si se muestran. Las redes sociales permiten el anonimato, por ello resulta más fácil insultar a otros a través de éstas, pero la mayoría de las veces al estar al pendiente de los “defectos” de los demás y juzgarlos, es una forma de proyectar en el otro las propias devaluaciones, donde aplica la frase de “lo que te choca, te checa”.

Publicidad

Este tipo de burlas atentan directamente la autoestima y el autoconcepto de la persona, pudiendo ocasionarle que caiga en depresión, ansiedad e incluso en situaciones graves al suicidio.

Ante esta serie de hechos es importante tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

No ser tu propio verdugo, diciéndote que eres gorda, fea, con lonjas, etcétera.
Si no tienes algo bueno que decir de otra persona, mejor no digas nada.
Tienes derecho a que no te guste como luce alguien, sin embargo, no tienes derecho a insultar a otro.
Entender que somos más que una imagen y que todos tenemos defectos y virtudes.

 

Publicidad

Por: Adriana Ortíz Barraza

Psicóloga Clínica y Psicoanalista la puedes seguir en @AdryOrtiz5

Escrito por
Más de Adriana Uribe

Postergación de la maternidad, ¡aumenta la infertilidad!

La edad de la mujer es uno de los factores más importantes
Leer más