Disfruta la comida mexicana sin culpa

A pesar de que la comida tradicional mexicana es muy nutritiva, goza de mala reputación, pues se cree que es indigesta, calórica y poco saludable. La realidad es que la mayoría de sus platillos, además de ricos, son equilibrados pues aportan -por lo menos- un alimento de cada grupo del plato del bien comer.

La clave…
Como en cualquier cocina, la clave está en la moderación, en la preparación de los alimentos y en evitar incluir ingredientes que aumenten la densidad energética del platillo, para ello te comparto algunos consejos:

1. Sustituye ingredientes

Pequeños cambios en nuestras recetas pueden reducir drásticamente las calorías de un platillo.

Publicidad

Sustituye la mayonesa por aguacate y ahorra 580 kcal por cada 100 gramos.

Elige tostadas deshidratadas en lugar de fritas y ahorra 50 kcal por pieza.

Evita las tortillas de harina, prefiere las de maíz.

En lugar de crema utiliza un sustituto saludable, te damos una receta súper sencilla de realizar:

Ingredientes:

Publicidad

½ taza de queso cottage

½ taza de yogur natural

Preparación: Licúa el yogurt y el queso cottage, refrigera y sirve.

Porción
(2 cucharadas) Crema Sustituto
Calorías 106 kcal 22 kcal
Proteína 0.6 g 2.4 g
Grasa 11 g 0.6 g

2. Agrega más fibra

Si bien la mayoría de los platillos mexicanos son ricos en fibra, agregar “un poco más” de verdura a las preparaciones favorece la saciedad, el aporte de antioxidantes y la digestión.

Un consejo: Es necesario beber suficientes líquidos para que la fibra pueda cumplir su función. La recomendación, beber por lo menos 8 vasos con agua simple por día.

3. Cocina con menos grasa

Las preparaciones al comal ahorran -por lo menos- el 30% de las calorías. También, en lugar de freír, puedes hornear todas aquellas preparaciones que son capeadas como los chiles rellenos o los huazontles.

Un consejo: Vierte el aceite desde una cuchara, no desde la botella. Considera que una cucharada (de cualquier tipo de aceite) tiene en promedio 120 kcal.

4. Agrega suficiente proteína

La proteína participa en importantes procesos metabólicos como saciedad y gasto energético. Se sabe que dietas ricas en proteína favorecen la saciedad y el control de peso.

Un consejo: Procura alimentos con proteínas de buena calidad como el queso, además de ser nutritivo, es versátil y combina con la mayoría de los platos de temporada.

Chilchota, el queso de México, ofrece una gran variedad de productos que pueden acompañar -sin culpa- algunos platillos de temporada:

Platillo Queso recomendado

Enchiladas Queso Cottage

Chilaquiles Jocoque seco

Molletes Queso Sierra laminado

Tostadas Queso Ranchero

Pambazos Queso Panela Canasta

Tlacoyos Requesón

Sopes Queso Canasta

En botanas Queso de la Sierra Enchilado

5. Elige lo que bebes

Muchas veces se consumen más calorías a través de la bebida que de la comida.

Considera que las bebidas alcohólicas, los refrescos y las bebidas azucaradas en general, aportan importante cantidad de calorías vacías, es decir, calorías que promueven la ganancia de peso y no nutren.

Un consejo: Por cada bebida alcohólica o azucarada que ingieras, bebe un vaso con agua natural.

 

Por: Fernanda Alvarado

Fotos: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Adriana Uribe

Llega a México la primera fábrica de Kinder Chocolate en KidZania

KidZania Guadalajara es la sede de los maestros chocolateros
Leer más