Está es la relación entre el color de los alimentos y su valor nutrimental

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), recomienda la ingesta mínima de 400 gramos diarios de frutas y verduras, excluidas las papas y otros tubérculos feculentos. De acuerdo con dichos organismos, estas acciones ayudan a prevenir enfermedades crónicas como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes o la obesidad, así como prevenir y mitigar varias carencias de micronutrientes.

A continuación, te presento algunos datos reveladores acerca del consumo de frutas y verduras:

• Un consumo suficiente de frutas y verduras podría salvar hasta 1.7 millones de vidas cada año.

• La ingesta insuficiente de frutas y verduras es uno de los 10 factores principales de riesgo de mortalidad a escala mundial.

Publicidad

• Se calcula que, la ingesta insuficiente de frutas y verduras, causa en todo el mundo aproximadamente un 19% de los cánceres gastrointestinales, un 31% de las cardiopatías isquémicas y un 11% de los accidentes vasculares cerebrales.

Más colores igual a más beneficios para la salud

No se trata únicamente de consumir más frutas y hortalizas, sino que es igual de importante ingerir una variedad de productos de distintos colores. ¿Por qué? Porque los distintos colores de los alimentos antes mencionados tienden a corresponder a combinaciones diferentes de nutrientes y otras sustancias fotoquímicas.

No importa si los alimentos son rojos, naranjas y amarillos, verdes, azules y morados; mientras más colores se proporcionen al paladar, más propiedades benéficas tienen para la salud.

Publicidad

• Verde
Es el color más fácil de hallar, especialmente en verduras. Lechuga, apio, brócoli, manzanas verdes, kiwis, limones y muchos más alimentos proporcionan luteína, un potente antioxidante junto al calcio, el magnesio, la fibra y las vitaminas K y C. Incluso, se les considera protectores y por sus minerales apoyan al mantenimiento de huesos, dientes y salud visual.

• Amarillo

El melón, el mango, el plátano, el maíz y otros alimentos son ricos en vitamina C, magnesio, ácido fólico y potasio. Asimismo ayudan a mejorar la salud cardiovascular, la piel y mantienen el sistema inmune reforzado.

• Naranja
Son ricos en carotenos y carotenoides, bases de la vitamina A que es considerada de mayor soporte al sistema de defensa, salud visual y de la piel. Por ejemplo, las mandarinas, calabazas, zanahorias, entre otras.

• Rojo

Las fresas, manzanas, los pimentones, tomates y demás contienen vitamina C, magnesio y licopeno, sustancias que contribuyen al bienestar del corazón. También se relacionan con la disminución del riesgo de padecer cáncer.

• Café y blanco
Aunque son menos comunes, las peras, champiñones, coliflores y cebollas son fuente de flavonas y flavonoides, que funcionan como antioxidantes, antimicrobianos y antiinflamatorios. Por ello, regulan los niveles de colesterol, la presión arterial y a disminuir algún tipo de cáncer.

• Morado y azul
Estos colores intensos se presentan en uvas, cebollas, ciruelas, moras y berenjenas. Tienen un alto beneficio antioxidante debido al soporte de antocianinas. De igual manera, pueden apoyar a la salud mental, actúan como cardioprotectores debido a que ayudan a regular la presión arterial. 

Es por ello que para mejorar el consumo de frutas y verduras es recomendable:

• Incluir verduras en todas las comidas.
• Agregar estos alimentos como tentempiés.
• Comer frutas frescas y verduras crudas.
• Comer frutas y verduras frescas de temporada.
• Comer una selección variada de frutas y verduras.

Por Alberto Molás, Miembro del Consejo Médico de Herbalife Nutrition

Fotos: Archivo Eme de Mujer