Estas son las enfermedades bucales más comunes en perros

A lo largo de toda su vida, un perro es susceptible a contraer distintas enfermedades; ya sean gastrointestinales, dermatológicas o incluso relacionadas a las articulaciones. Aunque podríamos llamarlos padecimientos comunes, por su prevención y fácil detección, muchas veces olvidamos un aspecto importante en la vida de nuestra mascota: el cuidado en su salud oral.

Te puede interesar: Mitos sobre la alimentación en los perros

A pesar de que los síntomas son visibles, las enfermedades relacionadas a la cavidad bucal son las menos atendidas y con menor prevención. Tan solo en México, el 80% de los dueños de mascotas ha declarado que en el último año no le ha practicado a su perro ningún método de limpieza dental; aunado a esto, solamente 4 de cada 10 personas que acuden a una visita con su médico veterinario reciben información respecto a los cuidados que se deben de tener para una adecuada salud oral.

 

Ante esta situación, te compartimos una lista con las enfermedades bucales más frecuentes que pueden llegar a afectar a tu perro, acompañadas de sugerencias para prevenirlas:

Publicidad

Periodontitis: Este padecimiento es el más conocido de todos, se produce por la acumulación de placa y sarro en los dientes de la mascota. Los signos y síntomas para su detección son: mal aliento, pérdida del apetito, inflamación de las encías y, cuando se encuentra en una etapa avanzada, la pérdida de piezas dentales.

Te puede interesar: ¿Los perros aúllan cuando alguien va a morir?

Gingivitis: ¿Pensabas que solo la padecían los seres humanos? ¡No! La gingivitis es un problema que también es visible en los perros y es derivada de altos niveles de sarro en los dientes. Sus signos y síntomas son: dolor por inflamación, mal aliento y la aparición de heridas en las encías.

Heridas: Este padecimiento es común cuando son cachorros ya que, por su interés de explorar, muerden todo lo que esté a su paso. En ocasiones, los objetos son filosos y esto les puede lacerar la cavidad oral, o también que algún residuo se llegue a incrustar en sus encías y ocasionarles inflamación y sangrado.

Publicidad

Dado que estas molestias pueden surgir a cualquier edad, es importante siempre estar alerta y atender las siguientes recomendaciones, verás que al momento de practicarlas se volverán un hábito:

Durante su visita con el médico veterinario, pide una revisión de la cavidad bucal de tu mascota para que la mantenga sana y sin problemas. Si tienes un cachorro, acostúmbralo a estas revisiones desde una temprana edad, así estarás al tanto del desarrollo de sus piezas dentales y encías.

Te puede interesar: ¿Personalidad canina? Los perros más dóciles y amigables

Utiliza productos diseñados para prevenir alguna enfermedad dental. Te aconsejamos darle una barrita diaria de Dentastix de Pedigree; que gracias a su forma en X y su textura, ayuda a reducir hasta un 80% la formación de sarro. Además, limpiará las áreas difíciles, cuidará de la sonrisa de tu amigo de 4 patas y mientras tú te cepillas, ellos mastican.

Si llegaras a notar alguna molestia, sangrado o jadeo por parte de tu mascota, consulta de inmediato a su médico veterinario para que realice una valoración y en caso de ser necesario le prescriba algún tratamiento.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Adriana Uribe

Horóscopo Del 22 De Noviembre

Conoce lo que los astros tienen preparado para ti
Leer más