Falla de Whatsapp afecta tanto a dispositivos iOS como Android

WhatsApp, ha anunciado haber descubierto un problema de seguridad potencialmente peligroso el cual tiene que ver con la reproducción de video dentro de este software y, concretamente, con un problema de desbordamiento de búfer relacionado con videos MP4. La vulnerabilidad crítíca, que afecta tanto a dispositivos iOS como Android, permite que haya personas que puedan robar información personal de los usuarios por medio de estos videos. Y es que este tipo de archivos está diseñado especialmente para secuestrar el teléfono del destinatario, sin que el usuario lo sepa.

No hay mucha información adicional al respecto, pero la advertencia es grave: los sistemas comprometidos corren el riesgo de ataques de denegación de servicio o incluso de la ejecución remota de código en el dispositivo infectado. Esto podría suponer la amenaza de que se instale malware en un dispositivo infectado, ya sea para espiar al propietario o para hacer una toma de control remota del dispositivo.

Se sabe que el “problema potencial” fue descubierto internamente, pero en estos días de ataques crecientes en las plataformas de mensajería, tales vulnerabilidades deben tomarse en serio y las acciones correctivas deben ser rápidas y exhaustivas.

Las versiones afectadas

Publicidad

El problema potencial afecta las siguientes versiones de WhatsApp: las versiones de Android anteriores a 2.19.274, las de iOS previas a 2.19.100, versiones de Enterprise Client anteriores a 2.25.3, las de Windows Phone anteriores e incluyendo 2.18.368, las de Business para Android previas a 2.19.104, y las de Business para iOS anteriores a 2.19.100.

Según el comunicado emitido por Facebook, esta vulnerabilidad ha afectado tanto a dispositivos iOS como Android en versiones antiguas de WhatsApp y aunque el error fue parcheado con la actualización subida el pasado 3 de octubre, sigue atañendo a los dispositivos con software desactualizado. Así que es crucial que actualices WhatsApp a la última versión para mitigar el riesgo.

Todos los usuarios de WhatsApp deben verificar qué versión es la que se encuentra en su dispositivo para asegurarse de que están ejecutando la última versión de la aplicación en todas sus plataformas, y si no, deben actualizarse lo antes posible. Recordemos que el uso de WhatsApp como el canal de entrega de una infección crea un vector de ataque notablemente fácil: después de todo, solo necesita un número de teléfono.

Fotos: Archivo Eme de Mujer

Publicidad