Formas de afectar a tu hijo emocionalmente, ¡Sin darte cuenta!

La etapa más importante del desarrollo humano es durante los primeros años de vida, en ésta es donde se forma el carácter, la manera en la que solucionamos problemas y lo más importante el autoestima y salud emocional del pequeño.

No sabremos si hemos sido “buenos” o “malos” padres hasta que nuestros hijos crezcan y nos califiquen. Así pues, hagas lo que hagas no te dará la puntuación que tú deseas sino la que tus hijos, consideren que es lo que han interpretado.

Puede que después la puntuación te sorprenda, porque sin querer, cometemos errores que dañan a nuestro hijo más de lo que pensamos. Llamaremos a estos errores daños emocionales. A continuación, Norma Farca Psicoterapeuta y Presidenta de Funadación DB te propone a repasar una lista con las 7 Formas de afectar a tu hijo emocionalmente y no te das cuenta.

Publicidad

1. Abandono Emocional.
Esto es puede generar en un futuro indiferencia hacia el sufrimiento ajeno y apatía en la adultez. Esto puede crear inseguridad o dependencia emocional de sus futuras parejas, por ejemplo.

Expresando un marcado desinterés hacia los demás y una enorme dificultad para sentir empatía hacia el dolor ajeno.

2. Rechazo.
Cuando los padres rechazan a sus hijos por cualquier motivo, puede provocar que el niño crezca con la sensación de no ser suficiente para los estudios, el trabajo, las relaciones… incluso puede llevarlos a elegir la soledad como modo de vida.

3. Promesas no cumplidas.
No somos conscientes de cómo pueden afectar el que les prometamos algo a nuestros hijos, y luego no lo cumplamos. Es posible que lo reciban como desconfianza de las personas cercanas.

Publicidad

4. Miedos tipos fobias.
Miedo al agua, a los desconocidos, a la oscuridad… en ocasiones su estimamos estos miedos, y de adultos conectan con la inseguridad, miedo al cambio, etc…

5. Insultos, situaciones humillantes o descalificación.
Conseguirán que los niños crezcan con baja autoestima y falta de confianza en sí mismos.

6. NO sentirse queridos.
Herida que les hará dudar de las parejas que tenga a su lado, y eso hará que necesiten cambiar continuamente.

7. No sentirse pertenecientes al entorno familiar.
Es frecuente en los hijos segundos de 3 hermanos, no siente un rol determinado en su familia. Es por ello que debemos integrar a cada miembro de la familia, y dar roles en la integridad familiar, esto ayudará a que cada integrante sepa que hacer y nos se sentirá excluido.

La psicoterapeuta Norma Farca finaliza con una gran frase de Frederick Douglas “Es más fácil construir niños fuertes que reparar hombres rotos”. Recuerda que serán las memorias emocionales de la infancia las que marcarán si un adulto es sano o no, emocionalmente. Por ello, si me pides un consejo de cómo hacer lo correcto, solo te voy a decir… ¡Ámalo!

 

Fotos: Archivo Eme de Mujer