Halloween, una secuela digna para los fans

Las películas de terror no necesariamente tienen que manejar una trama compleja o presentarnos personajes profundos (de hecho, rara vez lo hacen). Las películas de terror sólo tienen que darnos miedo, obligarnos a comernos las uñas y provocar pesadillas en las noches siguientes.

Pero Halloween no podía ser otra película de terror cualquiera; con un legado de 40 años y 10 películas diferentes, era la nueva entrega que los fans han estado esperando por décadas; la secuela directa del filme original de John Carpenter.

En esta nueva entrega TIENES que olvidar todas las películas anteriores de Halloween que viste, con excepción de la primera. El director David Gordon Green y coescritor Danny McBride las han echo a un lado para manejar la historia principal de la única sobreviviente Laurie Strode (Jamie Lee Curtis) y el trauma que la ha seguido durante 40 años.

Tiene una mala relación con su hija (Judy Gree) y su nieta (Andy Matichak), y sabe que Michael Myers (interpretado por Nick Castle y James Courtney) será transferido a un nuevo Instituto Mental después de 40 años.

Publicidad

El trauma de Laurie es inmenso e irracional para muchos, pero eso no la ha detenido a aislarse del mundo entero y preparase para el inminente regreso de Michal Myers.

Y, por supuesto, eso es exactamente lo que sucede. Durante el traslado del asesino serial, Michael logra escapar y se dirige a Haddonfield, Illinois en una noche de Halloween en búsqueda de la única persona que lo ha visto a los ojos y sobrevivido.

Jamie Lee Curtis es maravillosa en su regreso al papel que impulsó su carrera cinematográfica, nunca suavizando los límites de una Laure mayor, ni reprimiendo sus convicciones sedientas de sangre.

Laurie está dispuesta a ser odiada por su propia familia, siempre y cuando pueda mantenerlos con vida. Y, en muchos sentidos, aprende a convertirse en una depredadora, en lugar de la víctima. Esto le da mucha complejidad a su personaje, pues no sólo se ha vuelto una mujer mucho más fuerte, sino que está lista para realizar los sacrificios que sean necesarios. Y Curtis combina esa intensidad con vulnerabilidad logrando una alma rota que no volverá a ser nunca la misma hasta tener su venganza.

Publicidad

Greer y Matichak tienen un buen desempeño en sus roles respectivos de las siguientes generaciones de mujeres Strode que respondieron a la obsesión de Laurie de diferente manera. La hija es un adulto que trata de ver el bien en el mundo y en sí misma, mientras que la nieta trata de forjar una relación con su abuela dañada. Esta película de Halloween es la historia de estas mujeres confrontando al hombre abusivo de sus vidas y cómo el trauma puede pasar en generaciones.

Hay personajes que tratan de entender a Michael Myers y su motivación. Pero a medida que progresa la película, es claro que el asesino serial no es mas que una fuerza del mal, algo que Laurie siempre supo. No está aquí para revelar algo más de sí mismo, como ha sido la tendencia en filmes recientes.

Y aunque ninguna entrega de la franquicia podrá superar al filme original, esta secuela de Halloween se alza sobre todas las demás como una buena película de terror, incluso para quienes no han visto las películas anteriores. La tensión es palpable, los asesinatos brutales, los chistes divertidos y las actuaciones memorables… o al menos la de Jamie sí lo es 😉

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Conoce los alimentos para combatir el vientre inflamado

Comer adecuadamente puede contribuir a la pérdida de peso y reducir la...
Leer más