Liam Neeson está de regreso con ‘Venganza,’ un thriller maduro e ingenioso

A lo largo de su carrera, Liam Neeson ha interpretado personajes increíbles con gran variedad, pero no fue hasta el 2008, cuando protagonizó ‘Búsqueda Implacable’, que su reputación se consolidó como el Charles Bronson de esta generación. Después de ‘Búsqueda Implacable’, Neeson apareció en una película tras otra como padre vengativo o veterano retirado que pateaba traseros y mataba mafiosos. De hecho, Neeson apareció en tantas películas de este estilo, que ni siquiera sé cuáles son las secuelas oficiales de ‘Búsqueda Implacable.’

A primera vista, ‘Venganza’, de Hans Petter Moland, un remake de su propia película noruega de 2014, ‘In Order of Disappearance’, parece ser una de las tantas películas de acción de Neeson. La trama ciertamente parece tratar de lo mismo: cuando el hijo de Nels Coxman (Neeson) es asesinado por un traficante de drogas vengativo y éste comienza a acechar y matar a los hombres responsables. Afortunadamente para Coxman, los traficantes de drogas son lo suficientemente descuidados como para que puedan ser localizados y asesinados por un conductor sexagenario que trabaja removiendo nieve en su pequeño pueblo.

Pero después de los primeros asesinatos (y Coxman es agresivamente metódico), ‘Venganza’ disminuye la velocidad, suaviza, dispersa su enfoque y se convierte en algo mucho más interesante que una típica imitación de ‘Death Wish’. El papel de Coxman finalmente se reduce a provocar (y luego apoyar) una guerra de pandillas entre un gangster de la ciudad, Vikingo (Tom Bateman) y la tribu local Ute liderada por White Bull (Tom Jackson).

Además, pasamos mucho tiempo con un policía local (Emmy Rossum), el enfermo hermano de Coxman, Wingman (William Forsythe), un asesino llamado Eskimo (Arnold Pinnock) y una gran cantidad de otros criminales y tontos, cada uno con un apodo más divertido que el último. Laura Dern también está en la película, pero tal vez tiene 3 escenas como la esposa de Neeson antes de desaparecer por completo.

Publicidad

‘Venganza’ se centra en el costo humano de la búsqueda de Coxman y, por extensión, en la mayoría de las películas de acción basadas en la venganza. Cada vez que un personaje muere, su muerte es acompañada por una breve tarjeta conmemorativa, en honor a su fallecimiento. El mundo de los thrillers de acción, argumenta ‘Venganza’, puede ser tan triste, como emocionante.

Pero esto no quiere decir que la película no posea un mal sentido del humor. Los personajes exagerados, y la sorprendente facilidad de la venganza de Coxman, son fuentes de risa sardónica y oscura. Hay una gran cantidad de peculiaridades en juego en ‘Venganza’ que muchos podrán disfrutar.

Los aficionados a la acción pueden sentirse frustrados por la persecución en frío, especialmente después del primer acto lleno de acción; esos primeros asesinatos son innegablemente impresionantes. Pero esto no es un juego de disparos tipo ‘Búsqueda Implacable’. Es una contemplación cansada de los hombres mayores y sus menguantes papeles en esferas criminales. Con ‘Venganza’, Moland, y quizás también Liam, parecen estar cerrando el libro sobre un cierto tipo de thriller de venganza que ha sido la acción comercial de Neeson en los últimos 11 años. Han sido divertidos, claro, pero el filme argumenta que está bien abrir el paso de un género ahora.

En conclusión, ‘Venganza’ es en parte un gran thriller de acción, y Liam Neeson todavía sabe cómo patear traseros (a su edad), pero la película es en su mayor parte un estudio de carácter intrigante y relajante de hombres mayores que se quedan sin la energía necesaria para dirigir una empresa criminal. De los thrillers que existen hoy en día, éste es uno más adulto que el promedio.

Publicidad

Foto: Archivo Eme de Mujer