Lo que tu posición para dormir dice de tu personalidad

Tus gustos musicales, tu café favorito, y hasta tus gustos culposos tienen mucho qué decir de tu personalidad. Pero te sorprenderá saber que también tu posición al dormir puede revelar cosas interesantes sobre ti.

Aunque no lo creas, tu posición al dormir es inconsciente, así que puede reflejar tus emocionas y pensamientos profundos. También puede decir cosas interesantes sobre tu relación si duermes con alguien más de manera regular.

Por supuesto, como son decisiones inconscientes, no puedes controlar lo que tu cuerpo hace al dormir, o lo que dice de ti. Así que prepárate para descubrirlo.

De lado

Lo pongo en primer lugar porque yo duermo de lado. Y tal parece que las personas que duermen así necesitan un equilibrio en la cama y en la vida. Debido a que es la combinación de dormir en la posición fetal y de espaldas, simboliza un equilibrio personal.

Si estás en una posición donde parece que vas a correr, es posible que trates de mantener un equilibrio atlético. Si eres una verdadera atleta, es posible que gravites a esa posición en la noche, pues es la mejor para tener una buena respiración.

Publicidad

En conclusión, dormir de lado indica sensaciones de armonía con el mundo. No tienes la necesidad de decírselo al mundo, y tampoco tratas de esconderlo.

De panza

Posiblemente seas una persona más privada y cerrada. Es una posición de seguridad, pues te ayuda a proteger tu pecho. Las personas que duermen de panza suelen ser muy secas.

Te sientes cubierta y protegida, como una tortuga con caparazón. Te cuesta trabajo darte a entender y proyectar lo que tienes en mente. Esto sucede porque siempre estás protegiendo lo que sientes, aunque estés con alguien más.

De espalda

Eres más abierta y proyectas adecuadamente lo que tienes en mente. Como dato curioso, los animales que duermen en esta posición lo hacen cuando se sientes seguros y cómodos. Cuando no están a gusto, terminan enroscándose como método de protección.

Publicidad

Es una posición de confianza, particularmente si eres alguien que no usa mucha ropa para dormir. Prácticamente estás diciéndole al mundo que estás cómoda.

Pero, al mismo tiempo, es una posición que te permite escuchar mejor. Si llega a suceder algo, podrás levantarte fácilmente y entrar en acción.

Posición fetal

Es posible que te sientas muy insegura y entres en modo ‘protección y seguridad.’ La posición fetal es una forma de protegerte del mundo cuando te sientes emocionalmente vulnerable.

Se piensa es que una posición regresiva, pues cuando hay un trauma, es la posición de emergencia.

Múltiples posiciones en una noche

Seguramente tienes algo en la mente y tu cuerpo lo está expresando. Puede ser señal de dudas internas. Si últimamente tienes muchas cosas en la mente, no podrás dormir bien y darás vueltas en la cama toda la noche.

Si tu mente está tranquila, y tu cuerpo no ha recibido la notificación, el problema puede ser físico. Tal vez tengas el síndrome de piernas locas ¡y tú ni en cuenta!

Aunque cambiar de posiciones tiene mucho que ver con la comodidad, también puede reflejar lo que está sucediendo en tus sueños. Si te despiertas con las sábanas enredadas, posiblemente hayas tenido un sueño muy activo.

Y no sólo eso; la posición en la que te duermes no siempre será en la que te encuentres a la mañana siguiente. La posición más precisa para investigar es en la que despiertas 😉

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer