Luce una espalda de envidia

Estética y salud se conjugan cuando de la espalda se trata. La mala postura, falta de ejercicio y el estrés afectan su aspecto. Manchas, impurezas, granitos y deshidratación son algunos de los problemas frecuentes que se presentan. Eme te dice qué hacer para poder lucir un buen escote sin pena

Cuidados básicos

  • Exfoliación: De dos a tres veces a la semana, frótate suavemente la espalda con un guante, esponjita, banda de crin o cepillo con cerdas muy suaves. Debes hacerlo con mucha delicadeza ya que es una zona muy sensible. Además de hacer que la piel luzca limpia y sana, evitas la aparición de cúmulos de grasa y activas la circulación.
  • Un peeling casero: Prepara una mezcla de azúcar, yogur y jugo de naranja y frota con ella la espalda. Retira con agua tibia y aplica una hidratante.
  • Hidratación: Al igual que el resto de la piel del cuerpo, la de la espalda necesita una buena crema humectante. Lo ideal es que sea una crema según tu tipo de piel.

En la ducha

Si no tienes alguien cerca que te enjabone la espalda, ten siempre a la mano un par de esponjas o cepillos de mangos largos especiales para estas áreas de poco alcance. Así podrás enjabonar y exfoliar tu piel sin problemas. Respecto al agua, procura que sea tibia, porque si está muy caliente, deshidrata la piel y contribuye a su flacidez .

Espalda doradita

Publicidad

Es cierto que el bronceado le da un toque sexy a la espalda, pero si no se toman las medidas necesarias, los efectos de exponerse al sol pueden ser contraproducentes y generar manchas o quemaduras peligrosas. Por ello, recuerda que debes aplicarte un buen protector solar u optar por bronceados artificiales o autobronceadores.

Esbelta y sana

  • El brassier: Utiliza uno que no te quede apretado, debes ser cuidadosa al elegir la medida.
  • La cartera: Antes de salir de tu casa, revísala y saca los objetos que no vayas a usar, para no cargar peso de más.
  • La postura: La forma natural de la espalda es como una doble “s”. Por ello, procura tener una ligera curva en la parte superior, sobresaliendo a la altura de los hombros, una inclinación hacia adelante en el área estomacal y una pequeña curva hacia atrás en la zona inferior.
  • La cama: Muchos de los problemas de la espalda se generan durante las horas de sueño. Lo ideal es descansar en un colchón firme y cómodo. Deja las hamacas para un par de horas de descanso.
  • Los zapatos: Evita utilizarlos con un tacón excesivamente alto. Además, trata de turnar los calzados, no uses todos los días los mismos.
  • La silla de trabajo: Si pasas mucho tiempo sentada, asegúrate de que la silla que utilizas soporte bien el peso de la espalda y sea cómoda. No olvides levantarte de vez en cuando, caminar y estirar los músculos.

Tomado de Eme de Mujer USA

Foto: Archivo

Publicidad

Tags from the story
, , , , ,
Escrito por
Más de Equipo Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *