Mamita Querida

madre e hija
madre e hija

¡Madres! Ha pasado otro 10 de mayo, ¡demos gracias por ello! 

Cecilia Olague

La parafernalia e hipocresía del matriarcado no es de un día, lleva años permeando en nuestra sociedad. México se rige por una cultura del matriarcado. Nos venden una idea de mujer poderosa, única, una wonder woman que puede con todo y, por lo tanto, debe hacerlo todo.

La idea de crianza de la mujer mexicana fomenta el amor hacia una madre. Crea un prototipo de mujer ideal a la que ve trabajar dentro y fuera de casa, que se queja poco, se enoja mucho, pero termina haciendo lo que se le encomienda aunque se rebele. Y ese es el ejemplo a seguir. ¿por qué se conforman con tan poco?

Puede interesarte: ‘El Sol También Es Una Estrella’ Te Enamorará En 1 Hora

Publicidad

Los patrones se repiten y las mujeres creen que hacen cambios, que ya son otros tiempos, pero cuando llega el día 10 de mayo, se vuelcan a “celebrar” cuando la realidad es que aceptan lo que hay para compensar lo que toleran en el año.  

Nuestra cultura es tan arcaica que siguen haciendo bailes y festivales en las escuelas, que siguen gastando lo que no tienen en comidas, flores, dulces… y lloran con las mismas canciones de golpe de pecho que oían las abuelas.

El método funciona y funciona bien. Este año marcharon las madres de los desaparecidos, mientras las demás las criticaban por estorbar las avenidas, mientras peleaban las flores que los establecimientos comerciales obsequiaban a todas las mujeres. Los típicos comentarios ¿Y a ti cómo te van a celebrar?

¿Celebrar qué señoras? ¿Que como mujeres siguen fomentando el machismo? ¿que aguantaron 6 partos, 2 esposos y 2 amantes? ¿Qué no nos apoyamos entre nosotras, sin recriminar? 

Publicidad

Como mujeres tenemos un poder y ese poder es el de fomentar seguridad, estabilidad y felicidad. Porque nosotras somos así y ese don lo podemos transmitir. Y el aceptar reproducirnos conlleva la obligación de mantener el poder para que nunca termine.

Pero la sociedad nos vende su “celebración” Y expone los defectos en memes de madres obsesivas a las que califica de hormonales. ¿Y las mujeres como reaccionan ante esto? Se ríen y asienten con la cabeza y compran ese rol que la sociedad les da.

Las mujeres que no desean ser madres y no realizan ese rol son criticadas porque ellas no tiene qué celebrar. Totalmente equivocado, mujeres debemos ser empáticas. Todas somos hijas, o tías, etc. porque marcamos una diferencia más en la sociedad que nos divide y enfrenta sin sentido.

El presente es que cada 10 de mayo la ridiculez, el exceso, la hipocresía y el quedar bien dramatizará el amor maternal, dejará merma económica y todo ser igual por los siglos de los siglos. Seguirán con el modelo costumbrista de crianza en un continuo, hasta que la esterilización nos alcancé, o llegue Thanos. 

Varios psicoanalistas disertan acerca de estos temas y tienen una conclusión. Aunque como en toda resolución no aplicará como una regla. Así que mujeres no se minimicen, enfrenten, adapten y usen el poder que como mujeres tenemos. 

¡Madres! ¡Maldita maldición!

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Cecilia Olague

A prueba de dietas

Lo que sí funciona
Leer más