Mitos y realidades sobre los alimentos procesados

Seguramente, constantemente te has preguntado ¿Estaré alimentando adecuadamente a mi familia? ¿Los alimentos que compro son lo suficientemente sanos? En este espacio, explicaremos algunos de los mitos y realidades que existen sobre los alimentos procesados.

Mito.- ¿Todos los alimentos procesados son dañinos?

Falso: Hoy en día, prácticamente no consumimos alimentos sin procesar. Para que comas un alimento sin procesamiento deberás bajar un fruto de un árbol o cazar un animal y comerlos inmediatamente. Según la última revisión al sistema NOVA en este año, la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Ciencia y Tecnología de Alimentos, establece la siguiente clasificación: a) Alimentos mínimamente procesados (carne, frutas, verduras, jugos de frutas recién extraídos, etc.), b) ingredientes culinarios procesados (aceite de cocina, margarina, sal, azúcar, etc.), c) Alimentos procesados (quesos, carnes saladas, atún, panes, enlatados, etc.) y d) alimentos ultraprocesados (embutidos, bebidas carbonatadas, sopas instantáneas, postres empaquetados, etc.). Así que como podrás ver, hasta los alimentos que popularmente consideramos “frescos” presentan cierto grado de procesamiento, y por lo tanto, es falso pensar que todos son dañinos.

Mito.- ¿Los alimentos procesados son tóxicos?

Publicidad


Falso: Cualquier alimento procesado está hecho de ingredientes y aditivos (conservadores, edulcorantes, emulsificantes, estabilizantes, etc.) siendo estos últimos los que han generado gran polémica entre los consumidores. Los aditivos alimentarios no se consideran ingredientes debido a que la cantidad empleada es muy pequeña y además que su objetivo es mejorar tecnológicamente algún producto alimenticio. En este sentido, la legislación mexicana opera en concordancia con norma internacionales y establece en la Ley Federal de Aditivos aquellos que pueden ser empleados.

Mito.- ¿Los productos lácteos son malos para las dietas?

Falso: Este es uno de los principales mitos en los alimentos ya que también se encuentran satanizados los productos lácteos en muchas dietas, sobre todo porque se considera que tienen un alto aporte calórico de algunos de ellos como la crema o los quesos añejados.
Sin embargo, el procesamiento de alimentos permite elaborar estos productos mediante el uso de aditivos, como las gomas que son carbohidratos que aportan textura sin aporte calórico. Es importante recalcar que estos productos pueden ser consumidos en porciones moderadas, y que si realizas una actividad física, no debes presentar ningún problema para controlar tu peso.

El consumo de productos lácteos además de aportar algunas calorías a nuestro organismo, es el mejor aporte de calcio, proteínas y vitaminas, según la Fundación Española de Nutrición, por lo que evitar el consumo de estos productos puede ser causa de osteoporosis en un futuro, sobre todo en el caso de las mujeres que sufren una fuerte descalcificación cuando se convierten en mamás.

Publicidad

Finalmente, un estudio realizado en la Universidad de Copenhage en Dinamarca, concluyó que el consumo de leche y productos lácteos disminuye la probabilidad de obesidad infantil y en adultos favorece la composición ósea y que además ayuda a perder peso cuando se tiene una restricción calórica. Además, el consumo de leche o productos lácteos no está asociado con ningún tipo de cáncer.

Mito.- ¿el chocolate es un antidepresivo?

Verdadero: Según la Universidad de Harvard, el chocolate mientras más oscuro y amargo, contiene una menor cantidad de azúcar añadida, además tiene un mayor contenido de flavonoides y antioxidantes que ayudan a protegerte de enfermedades al corazón, presión arterial y evita la formación de coágulos.

Por otro lado, el chocolate contiene compuestos como la anandamina, cafeína, tiramina, entre otros, que están relacionados con la producción de las hormonas de la felicidad (dopamina, serotonina y endorfinas) de dónde surge la idea popular de comer helado o chocolates cuando nos encontramos tristes.

¿Quieres saber un poco más del chocolate? Bueno, pues contiene teobromina, la cual representa aproximadamente el 50% de la molécula del sildenafil (comúnmente llamada “pastilla azul”) para la impotencia sexual en caballeros, por lo que el chocolate resulta un alimento afrodisiaco en los hombres.

chocolate
Como puedes ver, los alimentos prácticamente en su totalidad son procesados en menor o mayor grado y esto ha generado que existan muchas ideas o mitos sobre su consumo. Por lo tanto, te invito a que te alimentes balanceadamente comiendo de todos los tipos de alimentos (frutas, verduras, cereales, leguminosas, carnes, lácteos) pero en porciones moderadas. También evita largos periodos de ayuno ya que el cuerpo asimila más nutrientes, preparándose para otro periodo largo de ayuno.

Preferentemente, come acompañado ya que hay estudios que sugieren que comer solo incrementa el factor de riesgo a padecer obesidad ya que se tu cuerpo al sentirlo sólo y en un estado de aparente soledad no genera la misma cantidad de enzimas para una adecuada digestión; personalmente, considero que existe otro factor a esta teoría siendo que por vergüenza de comer en exceso en compañía, uno come en porciones más pequeñas.

Por: Dr. Víctor Manuel Hernández Pimentel