¿Por qué el dinero ya no alcanza como antes?

Precios de bienes y servicios

Dinero, dinero, dinero… Durante los últimos 30 años distintos factores han influido en el aumento de precios de los bienes y servicios esenciales que adquirimos diariamente.

Es común que las nuevas generaciones se pregunten cómo fue posible que sus papás o abuelos pudieran lograr su independencia financiera, comprar alguna propiedad o un patrimonio sin rogar al cielo para que la quincena alcanzara.
Sin embargo, no es tan sencillo comparar la situación económica actual con aquellos años porque sí… las cosas han cambiado bastante.

El Gansito que nuestros papás compraban en los 70’s con 80 centavos ahora cuesta $11 pesos. Pero la explicación es simple: el poder adquisitivo del peso ha disminuido mientras que la inflación ha subido, explica  Francisco Rodríguez, Head of Growth de albo.Las condiciones de los años 60 ó 90, definitivamente no son las mismas a las de hoy. argumenta.

Puede interesarte: “Recorre tu historia” con la nueva ruta de Turibús en la CDMX ¡este mes patrio!

Hace unos 50 años, el salario mínimo era de alrededor 300 pesos en promedio, mientras que actualmente es de 99.En gran medida, esto explica por qué era relativamente más accesible comprar grandes bienes, como una casa, un departamento o un coche, mientras que millennials y centennials sólo pueden gastar en smartphones, servicios de streaming y tiendas de cosas no necesarias.Albo lo ilustra de la siguiente manera: un refresco que en 1990 costaba 5 pesos, actualmente vale 12 pesos, mientras que el boleto del Metro en la Ciudad de México valía 1.50, comparado a los 5 pesos actuales.El dólar estadounidense tenía un valor de 9.80 pesos, y el día de hoy casi llega a los 20.Si hoy quisiéramos comprar un departamento en Tlatelolco que cuesta 1,850,000 con un crédito hipotecario, ese mismo depa costaba 85,000 en 1969.Quiere decir que con una mensualidad de 14,980 se necesitaría un sueldo igual o mayor a 44,940 mensuales (14.34 veces el salario mínimo para pagarlo a 50 años).

¿No es tan sencillo como parece? Siempre existe la posibilidad de administrar inteligentemente nuestro presupuesto y ahorrar para comprar algún patrimonio mayor a corto, mediano o largo plazo.

Publicidad

 

Escrito por
Más de Mexico

Blog fatigado

LA FATIGA DECISORIA Esta doctrina sustenta que estamos limitados para tomar decisiones
Leer más