Rascacielos: Acción, alturas y ¡la Roca!

A lo largo de su carrera, Dwayne, “La Roca” Johnson ha luchado contra Jason Statham, Vin Diesel, un lobo gigante, un cocodrilo gigante, las fuerzas de Cobra y el terremoto más fuerte del mundo, pero en Rascacielos finalmente se ve en problemas. ¿La invencible Roca… en problemas? Sí, señor.

Rascacielos sigue la historia de Wil Sawyer (Dwayne Johnson), un ex jefe de equipo de rehenes del FBI discapacitado que se encuentra en el edificio más grande del mundo: un rascacielos de Hong Kong llamado “la Perla”. Desafortunadamente un edificio tan hermoso, también puede llegar a ser igual de peligroso, así que fácilmente es corrompido por enemigos que le prenden fuego. Con su familia atrapada dentro, incluyendo a su esposa médica, Sarah (Neve Campbell) y sus 2 hijos, Will debe usar todas las herramientas a su disposición para escalar esa monstruosidad ridículamente enorme y salvar el día… como siempre.

Cual película de acción, Rascacielos es deliciosamente ridícula; tiene escenas de acción que desafían, tanto la lógica, como la física. De alguna forma, La Roca escala una grúa aérea de 90 pisos en unos 10 minutos, y aún le queda suficiente energía para realizar peligrosos saltos y unir puentes usando el poder desenfrenado de sus enormes y sexys pectorales. Yo no digo que Dwayse no sea un tipo grande y fuerte, pero simplemente no hay modo.

Pero… no está mal, de hecho se disfruta. Como en las películas de Rápidos y Furiosos, Rascacielos toma lugar en una realidad paralela donde la acción loca es un premio, y le aceptamos casi todo porque los personajes están en nuestro corazón. Y TODOS amamos a Dwayne Johnson, especialmente al verlo en pantalla, matar a los malos, salvar a su familia y mostrar su lado vulnerable.

Publicidad

Prácticamente tienes que apagar tu cerebro para disfrutar esta película. Muy poco de ella tiene sentido e incluso su historia general, sobre la arrogancia de un multimillonario, que conduce al caos y la tragedia, de alguna manera se las arregla para no tomar una postura firme en contra de esa misma arrogancia.

Esta no es una película sobre porqué fue una locura construir la Torre de Babel. Es una película para todos los demás. Rascacielos no tiene un punto significativo, y aunque podemos criticar su insensatez (como muchos lo han hecho con su poster), también hay que respetar el esfuerzo.

Aunque hayan muchas similitudes, Rascacielos NO es Duro de Matar. Es una superproducción de mente simple, pero tremendamente entretenida con influencias obvias y su propia personalidad tonta. Es posible que no alcance nuevas alturas de un genio cinematográfico, pero cuando se trata de emociones fuertes y escenas de acción exhilarantes, es de lo mejor que hay.

Nada más cuidado; si le tienes miedo a las alturas, tal vez no llegues a disfrutarla… al contrario.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Publicidad

Escrito por
Más de Andrea Bouchot