¿Sangrado durante o después del embarazo?

embarazo
embarazo

La maternidad es un gran cambio en la vida de cualquier mujer, mientras dentro de ella crece un nuevo ser, su cuerpo sufre modificaciones muy importantes e incluso irreversibles. Durante el embarazo se pueden llegar a presentar pérdidas de sangre lo cual es más frecuentes de lo que crees: hasta un 25% de las embarazadas pueden presentarlas. No hay que alarmarse, pero sí controlarlas para poder diagnosticar la causa.

Pero, ¿Qué pasa si presentas sangrado en el embarazo?

Algunas mujeres tienen un ligero sangrado vaginal, unas pocas gotas, sobre todo durante las primeras semanas del embarazo. Este manchado durante el primer trimestre puede ser causado por relaciones sexuales, una infección, la implantación del embrión en el útero, por cambios hormonales o en el cuello del útero y esto generalmente es normal, aunque siempre es recomendable informar al médico tratante.

Sin embargo, el sangrado a partir del segundo trimestre del embarazo pueden ser síntomas de un parto prematuro, placenta previa o desprendimiento de placenta, y en raras ocasiones ruptura uterina que también debe ser tratado por su médico.

Publicidad

¿Hay sangrado después del parto?

Si el parto es vaginal o por cesárea, se expulsa un flujo llamado loquio, un sangrado vaginal que puede durar varios días, entre 3 o 4 semanas y sucede inmediatamente después del parto o la cesárea. Este sangrado es resultado del desprendimiento de la placenta en el parto y existen 3 tipos que te mencionaré a continuación:

Loquios rojos: al contener mucha sangre se caracteriza por un color rojo intenso y regularmente contiene coágulos formados por restos de placenta, este sangrado dura de dos a tres días.

Loquios rosados: aparecen después de tres o cuatro días y con menos presencia de sangre.

Publicidad

Loquios blancos: a partir del décimo día se torna de este color debido al aumento de leucocitos, así es, es la última fase de este proceso.

app. embarazo

La cantidad de loquios irán disminuyendo a medida que pasen los días. En caso de haber tenido un embarazo múltiple, un bebé muy grande o exceso de líquido amniótico, esta etapa puede prolongarse aún más.

En todo si notas alguna hemorragia u olor intenso, recuerda que en cualquier momento es fundamental consultar inmediatamente al gineco-obstetra, y prestar atención a la cantidad de flujo, el color de la sangre, coágulos, dolor u otros síntomas.

Por: periodoabundante.com

Escrito por
Más de Adriana Uribe