Snoopy y su filosofía

Snoopy nació en 1950 bajo el grafito de Charles Schultz. Libró una segunda guerra mundial, una guerra civil en China, varias revoluciones culturales y sobrevivió gracias al consumismo. 

¿Sorprendente? No. Su poder de atracción radica en la nostalgia de sus consumidores que se aferran al pequeño perro blanco de ojos grandes y actitud vale madres. Snoopy es en este siglo un influencer redituable. 

A inicios de año, las sudaderas con este útil personaje protagonizaron las pijamas de Oysho, en un costo de 500 a 700 pesos. Bastante caro para un pedazo de tela impreso, pero con lenguajes persuasivos y poderosos.

Mensajes como:

  • “Have less but the best” 
  • “Never let my friends, do stupid things alone” 
  • “Good times, crazy friends amazing memories”

Publicidad

Ahí radica su vigencia, en esa filosofía breve, concisa y tajante que después de 69 años la portamos con orgullo. Ese perro caprichoso ha permeado nuestra actitud y nos engaña con su aparente empatía. 

Pero, ¿por qué Schultz nos vendió un reflejo de un diseño de vida que pelea con la realidad? El Dr. Abrham J. Twerski tiene varios textos sobre snoopy, en los que analiza a detalle los beneficios de las características de cada uno de los personajes que acompañan al autoritario perro  y cómo pueden funcionar para definir y adaptar nuestras patologías en bienestar de nuestra persona.

Twerski comenta que los personajes de Schulz no hacen interpretaciones para el lector, simplemente actúan con naturalidad y nos permiten hacer nuestras propias interpretaciones.

Sin embargo, no todos consiguen apreciar y comprender el mensaje de Peanuts. 

Los personajes creados por Charles Schulz no sólo entretienen, también describen principios psicológicos importantes de manera tan sencilla que logran amortiguar la fuerza de su impacto.

Publicidad

Así que en un brevísimo reparto de las características de los personajes de Peanuts, Schulz nos hará ahondar en nosotros mismos.

  • Charlie Bown: Es un adorable perdedor, gracias a su inseguridad.
  • Woodstock: Ave sin dueño, amistoso, sarcástico y se enoja fácilmente.
  • Sally Brown: Mujer pragmática, firme y quisquillosa.
  • Linus: Un intelectual inseguro.
  • Lucy: Mujer cínica, enojona, fastidiosa.
  • Schoroeder: Hombre que ama la música pero es demasiado temeroso.
  • Peppermit Patty: Demasiado honesta, leal y osada
  • Marcie: Inteligente, amable y franca.
  • Franklin: Hombre positivo y amigable.
  • Pig-Pen: Amable y sucio
  • Joe- cool: Es el alter ego de Snoopy, muy relajado y despreocupado.
  • Snoopy: Soberbio, de carácter fuerte, bueno para los deportes y claustrofóbico.

Así que, ¿Con cuál personaje te identificas?

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Cecilia Olague

A prueba de dietas

Lo que sí funciona
Leer más